ICOR: RESOLUCIÓN FINAL DE SEMINARIO INTERNACIONAL SOBRE LA REVOLUCIÓN DE OCTUBRE

Aprender de la revolución de octubre

La resolución final del Seminario Internacional sobre la Revolución de Octubre del 27 al 29 de octubre ha sido publicada con todas las enmiendas adoptadas. Bandera Roja...

 

drive.google.com/file/d/1A42T3K3lX4Gz3q21b_T6dXlN0UZoYfrY/view?usp=sharing

ICOR                                               21 de abril de 2017

¡Contra todo tipo de intromisión imperialista en Siria!

El 7 de abril de 2017 las fuerzas armadas estadounidenses, acompañadas por una ruidosa argumentación agresiva del presidente estadounidense Trump, realizaron un masivo ataque militar contra el aeropuerto Al-Shayrat en Siria. Esto condujo a numerosos mártires, muertos y heridos. El imperialismo de EE.UU. tomó como pretexto el anterior uso de gas tóxico en la provincia de Idlib. Hasta hoy en día no hay claridad quien es el verdadero responsable de este crimen de guerra. Hasta el día de hoy no está claro quién es el verdadero responsable de este crimen de guerra. Se debe recordar que los EE.UU. hace algunos años también acusaron a Irak de ser propietario de armas químicas lo que después se reveló como un pretexto para justificar la guerra de agresión imperialista contra Irak.

 

La ICOR condena el ataque militar estadounidense. Esto vale igualmente para los anteriores asaltos del régimen sionista de Israel contra Siria. ICOR condena igualmente el apoyo a la guerra de Asad, p. ej. de parte de Rusia, la ocupación de una parte de Rojava / Siria de Norte por Turquía, la intromisión de otras fuerzas como Irán, Arabia Saudita y Catar y la participación en la guerra por parte de la OTAN. Más de 7 millones personas han tenido que huir de Siria, cientos de miles fueron asesinadas. La responsabilidad para esto recae en el régimen de Asad quien ha declarado la guerra al movimiento popular democrático. Y son responsables todas las potencias imperialistas y reaccionarias que se inmiscuyen ahí. Los crímenes de guerra imperialistas deben ser consideradas como un apoyo directo a las fuerzas reaccionarias, terroristas como el "Estado Islámico", quienes ya se han instalado en la región.

 

La ICOR rechaza categóricamente todo tipo de intervención imperialista, colonial en cualquiera de las regiones de Siria. Apoya el movimiento mundial por la paz y la lucha de las masas contra las agresiones militares de todas las potencias imperialistas sin excepción. La ICOR repudia el uso de armas mortales nucleares, biológicas y químicas contra los pueblos y exige su prohibición y destrucción.

 

El 8 de mayo de 1945 se callaron las armas en los campos de batalla de Europa, después de una guerra homicida durante seis años. El socialismo dio la prueba de ser más fuerte que el fascismo y la reacción. Por lo tanto, la ICOR ha declarado el 8 de mayo un día internacional de lucha contra fascismo y guerra. ¡Precisamente frente a la actual situación mundial: Conmemoremos este día en todo el mundo de manera combativa y visible!

 

La ICOR convoca a todas las fuerzas revolucionarias y progresistas de unir sus esfuerzos para rechazar todas las intervenciones imperialistas que tienen el objetivo de someter a Siria y toda la región árabe a los intereses imperialistas. ¡Las guerras imperialistas y el peligro de guerra se van a eliminar solo si se supera el sistema imperialista mundial de modo revolucionario!

 

Los ataques militares contra Afganistán y Corea del Sur por parte del imperialismo estadounidense bajo el presidente Trump han creado nuevos focos de guerra. Hace falta que el movimiento mundial antiimperialista y por la paz tome posición y proteste.

 

¡Contra todo tipo de intromisión imperialista en Siria!

¡Viva la lucha de los pueblos en el Medio Oriente por la democracia, independencia y la paz!

Contra el imperialismo, sionismo, reacción árabe y fascismo islamista ¡Por la liberación nacional y social!

¡Por la paz y amistad entre los pueblos – por el socialismo!

 

Firmantes (estado del 21 de Abril de 2017, más firmas son posibles):

 

1.    ORC   Organisation Révolutionnaire du Congo (Organización Revolucionaria del Congo), República Democrática del Congo

2.    MMLPL   Moroccan Marxist-Leninist Proletarian Line (Marxistas-Leninistas Marroquíes Línea Proletaria)

3.    CPSA (ML)   Communist Party of South Africa (Marxist-Leninist) (Partido Comunista de Sudáfrica (Marxista-Leninista))

4.    PPDS   Parti Patriotique Démocratique Socialiste (Partido Patriótico Democrático Socialista), Túnez

5.    MLOA   Marxist-Leninist Organization of Afghanistan (Organización Marxista-Leninista de Afganistán)

6.    CPB   Communist Party of Bangladesh (Partido Comunista de Bangladesh)

7.    CPI (ML) Red Star   Communist Party of India (Marxist-Leninist) Red Star (Partido Comunista de India (Marxista-Leninista) Estrella Roja)

8.    Ranjbaran   Hezb-e Ranjbaran-e Iran (Partido Proletario de Irán)

9.    NCP (Mashal)   Nepal Communist Party (Mashal) (Nepal Partido Comunista (Mashal))

10.  NDMLP   New-Democratic Marxist-Leninist Party (Partido Marxista-Leninista de Nueva Democracia), Sri Lanka

11.  Krasnyj Klin   Gruppa Kommunistov-Revoljucionerov „Krasnyj Klin“ (Grupo de Revolucionarios Comunistas "Krasnyj Klin" [Cuña Roja]), Bielorrusia

12.  БКП   Българска Комунистическа Партия (Partido Comunista  Búlgaro)

13.  БРП(к)   Българска Работническа Партия (комунисти) (Partido Obrero Búlgaro (Comunistas))

14.  MLPD   Marxistisch-Leninistische Partei Deutschlands (Partido Marxista-Leninista de Alemania)

15.  KOL   Kommunistische Organisation Luxemburg (Organización Comunista de Luxemburgo)

16.  RM   Rode Morgen (Amanecer Rojo), Países Bajos

17.  BP (NK-T)   Bolşevik Parti (Kuzey Kürdistan-Türkiye) (Partido Bolchevique (Kurdistán del Norte-Turquía))

18.  VZDOR   VZDOR - strana práce (Resistencia - partido obrero), Eslovaquia

19.  MLGS   Marxistisch-Leninistische Gruppe Schweiz (Grupo Marxista-Leninista de Suiza)

20.  KSRD   Koordinazionnyj Sowjet Rabotschewo Dvizhenija (Consejo de Coordinación del Movimiento Obrero), Ucrania

21.  PR-ByH   Partija Rada - ByH (Partido del Trabajo - Bosnia y Herzegovina), Bosnia y Herzegovina

22.  PC (ML)   Partido Comunista (Marxista Leninista), República Dominicana

23.  PC/ML   Partido Comunista (Marxista-Leninista) de Panamá

24.  PCP (independiente)   Partido Comunista Paraguayo (independiente)

25.  PPP   Partido Proletario del Perú

26.MLGS   Marxistisch-Leninistische Gruppe Schweiz (Grupo Marxista-Leninista de Suiza)

 

Resolución del Secretariado del Comité Central del Partido Comunista (Marxista-Leninista) de Panamá

 

1917-2017 - ALREDEDOR DEL PRIMER CENTENARIO DE LA GRAN REVOLUCIÓN SOCIALISTA PROLETARIA EN RUSIA

 

Considerando que:

La Conferencia Internacional de Partidos y Organizaciones Revolucionarias (ICOR) ha programado, dentro del marco de los 100 años a conmemorarse de la revolución bolchevique en el antiguo imperio zarista, la realización de un gran debate internacional por internet a realizarse entre las entidades políticas afiliadas a la misma. Debate, a realizarse con espíritu revolucionario proletario, amplio y democrático, sobre la temática de las raíces y desarrollo de la revolución proletaria rusa, papel de las figuras descollantes en la misma, importancia internacional y validez actual de sus lecciones e incidencias y aplicabilidad de las mismas para el desenvolvimiento victorioso de la Revolución Proletaria Socialista Internacional en el mundo de hoy.

Como queda dicho el debate se desarrollará por internet, en la que todos están invitados a participar, y culminará en un Seminario Internacional conclusivo a realizarse en Alemania el 7 de noviembre de 2017.

Viene a resolver:

Nuestro partido, el Partido Comunista (Marxista-Leninista) de Panamá hace parte de él. Por lo que para los efectos, ha establecido una Comisión Central organizadora de los Actos conmemorativos de este Primer Centenario de la Gran Revolución Socialista de Octubre, adjunta a nuestro Comité Central. Para una feliz y fructífera labor internacionalista proletaria ha decidido, como primer paso, abrir todos sus medios de difusión internacional –Viento del Este, Luminoso Futuro, Forumarxista- y ponerlo a disposición de camaradas, compañeros y amigos de cualquier país, auténticamente comunistas, para que participen en este debate internacional enviándonos artículos, ensayos, folletos o cualquier otro tipo de colaboración escrita para su difusión y hacerlos llegar a la Central Internacional.

En particular, nuestro partido el Partido Comunista (Marxista-Leninista) de Panamá, por intermedio de la Comisión Central para los Actos Conmemorativos del Primer Centenario de la Revolución Socialista de Octubre, extiende invitación a todas las personalidades e intelectuales, dirigentes políticos y sindicales, campesinos y representativos de las nacionalidades minoritarias establecidas en el Istmo de Panamá, al movimiento femenino, en fin, a todos y todas que de algún modo se sientan identificados con los postulados revolucionarios proletarios, marxistas leninistas, con dicha Gran Revolución Socialista Soviética nacida un 7 de noviembre de 1917 y que hoy, aún, sigue siendo bandera-guía del proletariado revolucionario istmeño y de todos y todas los que anhelan y luchan por realizar sus ideales aquí en Panamá.


Por la Comisión Central para los Actos Conmemorativos del Primer Centenario de la Gran Revolución Proletario Socialista de Octubre de 1917,


Amilkar Villarreal P.
Rosa Libertad
Quibian Gaytan.
 

Panamá, 10 de Enero de 2017

 

ICOR: Camarada Monika Gärtner-Engel nueva Coordinadora Principal de la ICOR toma posesión

 

(Nota de Luminoso Futuro: El Colectivo de este órgano de prensa internacional, entidad generada por el Partido Comunista (Marxista-Leninista) de Panamá, así como en mi nombre como vocero del Comité Central de esta entidad partidaria, deseamos extender nuestras más alta notas de felicitaciones y reconocimiento a la camarada Monika Gärtner-Engel por su escogencia y elevamiento al cargo de Coordinadora Principal de la Coordinadora Internacional de Partidos y Organizaciones Revolucionarias (ICOR). Seguros estamos la camarada Monika Gärtner-Engel, dada su vasta experiencia política y profunda entrega al Marxismo Leninismo, sabrá imprimirle nueva dinámica conducente a mayores logros a la labor permanente de la ICOR por la unidad de acción del Movimiento Obrero y Revolucionario Internacional y la unidad indisoluble entre los Partidos y Organizaciones que la conforman. Éxitos camarada Monika le deseamos, los comunistas (marxistas-Leninistas) de Panamá. Tenga Usted camarada siempre tendrá nuestro respaldo y colaboración)

 

Ceremonia de traspaso de la Coordinación Principal ICOR inolvidable, digna y optimista

 

Alrededor de 260 visitantes llegaron ayer al acto de entrega de la Coordinación Principal de la ICOR de Stefan Engel a Monika Gärtner-Engel en Gelsenkirchen Horster Mitte. Experimentaron una ceremonia memorable, digna, multifacética, optimista y lleno de humor, con motivo de este "traspaso" importante. A través del programa Gabi Gärtner y Peter Weispfenning guiados por el Comité Central del MLPD.

Se ha iniciado con una presentación de diapositivas sobre la historia de la organización revolucionaria mundial, su formación y su desde entonces prometedores estructura. "Fragmentos son los trabajadores no unidos, todos ellos son" - de esta consigna de Lenin, las organizaciones revolucionarias han guiado, que unió a las fuerzas en 2010 a ICOR. Ha llegado el momento de superar con este paso, las décadas de fragmentación del movimiento de los internacionales del marxismo-leninismo y de los trabajadores. La iniciativa de esta era la mayor parte del MLPD y su presidente Stefan Engel. Hoy en día - seis años después - tiene la ICOR ya 50 organizaciones miembros de 41 países. Usted trata expresamente de unir fuerzas con todas las organizaciones revolucionarias, progresistas y militantes en el mundo y se entiende que no será una competencia ahora.

Crujió la sala, ya que después de esta introducción, el ex coordinador general, Stefan Engel, tomó la palabra: "Queremos que el traspaso de esta función de manera consciente ejecutar públicamente, por lo que no surgen especulaciones, pero la ICOR en este cambio consciente de la función y la confianza de las masas de miembros de la ICOR, así como sus amigos disfrutan. se adapta a mi auto fundamental, solamente funciones ejercicio si puedo asegurar y percibir en la calidad y la dimensión necesaria. La función del coordinador principal ICOR está estrechamente vinculada a un gran viaje y la cualquier momento la disposición destinada a hacer frente a las preocupaciones predominantes de la ICOR. Ese soy yo, debido a diversas limitaciones de salud, en la medida necesaria haya sido posible".

Señaló que la elección del coordinador principal siempre se refiere a la persona y la organización de que se trate, de acuerdo con el Estatuto de la ICOR. Por lo tanto, es para el MLPD, (n) de seguimiento para encontrar un (n) adecuado (en). Se puso de relieve que después de la existente desde 1988 "Conferencia Internacional de Partidos y Organizaciones marxistas-leninistas" con el ICOR, finalmente, una más alta, más vinculante y en relación con la cooperación práctica se ha encontrado formar la unión internacional de los revolucionarios.

Stefan Engel hizo balance: "Los principales resultados de la construcción ICOR son que se ha creado una relación de confianza entre las distintas organizaciones revolucionarias que aún pelearon violentamente en el pasado, en parte dada en particular la cultura de disputa proletaria ha ayudado a que en el. ICOR principios consagrados ya los que me pusieron en mi trabajo el mayor valor. Esto significa que todas las organizaciones operan en igualdad de condiciones, que se respeta las diferentes raíces ideológicas y políticas, que los desacuerdos se descarguen de manera objetiva y sin interrumpir la confianza, y que antes particularmente fiable, democrática e iniciativa funciona".

Reiteró: "Cambio de la función de mi a Monika Gärtner-Engel no es un fenómeno de crisis de la Organización, como es común a menudo en organizaciones cívicas, pero se lleva a cabo en una situación en la que es importante intensificar la labor de la ICOR y desarrollar. ... Debido a su alta capacidad para un estilo marxista de trabajo, una organización científica del trabajo y su gran capacidad de persuasión y fiabilidad, el Comité central del MLPD ha propuesto a Monika, para el futuro trabajo de coordinador principal, no sea una 'mujer florero', sino la primera opción y disfrute la confianza del partido y del movimiento revolucionario y obrero internacional. Por primera vez en el trabajo del movimiento internacional y revolucionario entra una mujer a una función de este tipo. Esto es seguido de que algunos líderes de los partidos masculinos que están en la ICOR todavía tienen que acostumbrarse y  lo harán".

El Presidente del MLPD dejó claro que todavía es un activista disponible que trabaja ICOR y, por supuesto, el grupo de coordinación internacional de palabra y de hecho a un lado: "Me gustaría Monika todo lo mejor y estoy seguro que este cambio de función también contribuye es que acomodar más ICOR crucial ".

Ahora Monika Gärtner-Engel salió al escenario. Ella expresó su "honor y el placer" de, "tomar el relevo del coordinador principal de la ICOR Stefan Engel" . Comenzó con una visión:  "Dondequiera que miramos en el mundo de hoy ella grita, literalmente, por la cooperación internacional, la coordinación y revolucionarización de las fuerzas militantes y revolucionarias". “No hay nada más poderoso que una idea cuyo tiempo ha llegado ", dijo Victor Hugo. El fundador de la ICOR y por lo tanto responsable Stefan Engel han reconocido la asociación internacional principalmente para la cooperación práctica como el orden del día. ... Después de la primera fase de la creación, la construcción exitosa, la creación de las estructuras básicas de la ICOR está en el futuro, la cooperación continua práctica sostenible en el centro".

Monika Gärtner-Engel continuó, "Estoy muy feliz de que pueda aportar ... incluso 20 años entrenando en las actividades internacionales de Stefan Engel y la cooperación internacionalista con él en el futuro alta responsabilidad. Aquí he experimentado una acuñación de la función de coordinador principal, que debe mantenerse marcas registradas de la ICOR. Entre ellos se cuenta la percepción completamente sin pretensiones de la función, conecta el respeto mutuo importante con autoridad objetivamente justificada. Esto incluye la capacidad para proporcionar un intenso procesamiento muy detallada alegre, el trabajo práctico en cualquier momento teórico combinan. (…) Esto incluye el gran énfasis en la creación de una relación de confianza mutua, con el fin, especialmente teniendo en cuenta las diferencias inevitables en base ideológica, las prácticas culturales e históricos pasos para crecer juntos. A los efectos de este (compromiso), voy a llevar la antorcha de Stefan Engel prosiga. Con este fin, voy a llevar mis propias experiencias, características y cualificaciones".

Concluyó su mensaje con un compromiso de auto-cambio: "Tiene que quedar completamente claro que el formato estratégico de Stefan Engel para la ICOR (…) para la incorporación del coordinador principal de la ICOR es un gran proceso de formación y el aprendizaje I .. estoy muy satisfecha de que Stefan Engel erige como un consultor, del mismo modo, por el hecho de que estés aquí todo el día, lo que me da la oportunidad de llevar a todos ustedes a un apoyo, sensible e intenso y transferir su propia responsabilidad para la preparación de la tarea de la revolución internacional. Lo hago por este medio! "

A continuación, una vez que todos en la sala, con una copa de champán en la Stabüberg. Un gran grupo de miembros de la liga juvenil del MLPD, el Rebell, ahora entró en el escenario. Hicieron hincapié en cómo el compromiso con la revolución internacional ahora ya impresionó su forma general, la actitud y el trabajo rebelde. La Presidenta rebeldes Presidente Lisa Gärtner  trajo tanto al grano: "Un proverbio africano dice: <Con el fin de criar a un niño, se necesita un pueblo> decimos Para educar a la juventud rebelde del mundo, necesita la ICOR y el movimiento revolucionario mundial ".

Talip Üstebay por la unión curda NAV-DEM informó sobre su experiencia positiva en cooperación con Stefan Engel y Monika Gärtner-Engel: "Stefan ha traído el tren en la dirección correcta en la pista para llegar a la meta." El también muestra el éxito de la cooperación en el ICOR Solidaritätsbriganden para Kobane.

Andrej de la organización ICOR KSRD (Consejo de Coordinación del Movimiento Trabajo en Ucrania) había viajado para la celebración. Él dijo: "Nuestra organización ha cumplido tanto en lo que llama de combativos y excelentes organizadores, estamos contentos de poder estar con usted uno al lado del otro para luchar...".  Él entonces entonó, personalmente, la canción "Los partidarios de Amur" en ruso.

Otras numerosas felicitaciones y saludos de la MLPD se presentaron antes, sucesivamente, representantes y delegaciones de las oficinas de la ICOR, la asociación de mujeres El valor, el consejo de mujeres militantes, de las esposas de mineros-AG (…) y los mineros del Movimiento "Mineros por AUF" entraron en el escenario para agradecer, expresando su confianza y el compromiso. Todos habían traído originales y regalos de juego para Stefan Engel y Monika Gärtner-Engel para la formal ocasión. Así se entregó en  la oficina de ICOR un libro de fotos sobre los aspectos más destacados y momentos emotivos de la cooperación.

Se enmarcó la celebración con diversos espectáculos culturales, incluyendo dos presentaciones de canciones de la ganadora del concurso de la canción en la Conferencia Mundial sobre la Mujer, Kejsi - dedicadas una cada vez sus "modelos" Stefan Engel y Monika Gärtner-Engel. Para redondear todas cantaron la "Internacional". Un no-organizado MLPD de los participantes resumió de conjunto la noche así: "Fue muy interesante para mí y he aprendido mucho me quedé impresionado por la forma en que la estructura de la ICOR ha progresado y que se puede apreciar mejor, tenía lo que merece un enorme caso Stefan Engel".

 

(Quibian Gaytan, responsable del Colectivo L. F., asume toda la responsabilidad por las fallas en la traducción de éste material informativo)

Nunca temer estar en minoría, muchas veces la mayoría no lleva la razón, por ello somos una minoría histórica.

 

IR A CONTRACORRIENTE ES UN PRINCIPIO MARXISTA-LENINISTA

 

(De las notas a la autocrítica de Wu Faxian. 14 de octubre de 1970. Volumen 13)

 

 

“¿Pero cuál modestia? En las cuestiones de principios, yo jamás he tenido ninguna modestia. Es necesario osar ir a contracorriente. Ir a contracorriente es un principio marxista-leninista. Cuanto yo he hecho en Lushan ha sido precisamente andar a contracorriente”

 

Presidente MAO

PACTO DE SOLIDARIDAD DE LA ICOR CON LA LUCHA DE LIBERACIÓN KURDA

 

 El Pacto de Solidaridad de la ICOR con la lucha de liberación kurda significa un autocompromiso de la ICOR y de todas las organizaciones miembros signatarias…

 

drive.google.com/file/d/0Bwo68T7ecF55RkZKbjVyeDQtc2c/view?usp=sharing

La ICOR se pronuncia ante los graves acontecimientos en Ucrania y que ponen en peligro la paz mundial.

Estos imperialistas llevan a la clase obrera, a los pueblos y naciones, opresoras u oprimidas que sean, de sobresaltos en sobresalto y caminando  al borde del precipicio de una nueva carnicería mundial. Haciendo pender sobre nuestras cabezas –nueva espada de Damocles- la amenaza de la guerra termonuclear.  Un devastadora aniquilante guerra, la que amenazaría barrer toda forma de vida sobre el planeta. ¿Está todo perdido? ¿Es imposible conjurar esta guerra termonuclear? ¿La paz entre las naciones una meta inalcanzable?

Los comunistas, marxistas-leninistas y revolucionarios dicen que no. Esta amenaza puede ser conjurada, la guerra nuclear puede ser alejada y la paz alcanzada. Sólo hay que hacer que los portadores concretos le sea imposible hacerla. ¡Derrocar al capitalismo, al imperialismo! ¡Hacer vencer la demanda de un nuevo mundo más humano, científicamente planificado y racional! ¡El comunismo tenemos que conquistar y construir! ¡El comunismo, como nuevo sistema social reemplazante de aquel capitalista, con su socialización de la propiedad sobre los medios de producción y de vida; con su eliminación de las clases sociales y sus antagonismos, del Estado como expresión de los mismos; su distribución de las riquezas económicas y sociales según las necesidades de cada quién! Eso queremos y por eso luchamos. Será el reino de la paz y la libertad.

No hay otro camino. Luchar por la paz, combatiendo al imperialismo. No somos pacifistas burgueses, no somos antiguerra absolutos. Nosotros, comunistas marxistas-leninistas convocamos a la clase, a nuestros pueblos a las naciones a hacer la guerra a la guerra. En ello construir la más amplia conjunción de fuerzas revolucionarias, a las fuerzas pacíficas y democráticas con miras a detener a los portadores concretos de esta guerra termonuclear.

Conscientes, pues, del grave peligro que se cierne sobre las cabeza de la humanidad hoy, nosotros comunistas (marxistas-leninistas), Marxistas Leninistas y Revolucionarios de diferentes partes del planeta, agrupados en este proyecto básico para la Nueva Internacional proletaria la Coordinadora Internacional de Partidos y Organizaciones Revolucionarias (ICOR) consciente del papel que nos corresponde cumplir en esta hora crucial de la historia actual de la humanidad, hemos acordado y emitimos la siguiente,

 

RESOLUCIÓN

DE LA COORDINADORA INTERNACIONAL DE PARTIDOS Y ORGANIZACIONES REVOLUCIONARIAS

Ucrania: Grave peligro de guerra desafía a la resistencia activa contra los agresores imperialistas

 

De hecho ya ha comenzado un conflicto bélico en la península ucraniana Crimea: desde  comienzos de marzo las tropas rusas estacionadas en la Flota del Mar Negro mantienen ocupados importantes puntos estratégicos. Antes, el presidente de Rusia, Putin, se hizo otorgar por la Duma los poderes para llevar a cabo un ataque militar contra Ucrania. En un referéndum, que no es aceptado por el gobierno de Ucrania, se llevó a cabo la adhesión de la Crimea a la Federación Rusa.

El gobierno  títere de Ucrania pone en alerta a sus tropas militares. Para el caso de que se desatara abiertamente la guerra, el gobierno provisional en Ucrania ha pedido oficialmente "ayuda" militar a la OTAN.

La OTAN, los EE.UU. y la UE han aplicado las primeras sanciones, se están planeando otras más; el G8 se reunió por primera vez sin Rusia. El Consejo de la OTAN tiene la intención de revisar las relaciones con Rusia. Los EEUU ya han enviado 12 aviones de guerra para un "ejercicio" hacia Polonia y ocho otros hacia Lituania. China por lo contrario se ha puesto del lado de Rusia.

Lo que comenzó con un movimiento de masas pro-UE dirigido y financiado por los EE.UU. y la UE a fines del año pasado, condujo al derrocamiento del presidente prorruso y su susti­tución por un títere de EE.UU/OTAN y con ello a una crisis política mundial.

Rusia habla de manera demagógica de "proteger a la mayoría de la población de habla rusa en Crimea" y toma como pretexto para su agresión militar el fortalecimiento real de las fuerzas ultrarreaccionarias y fascistas de Ucrania. La OTAN, en cambio, le advierte a Rusia de manera hipócrita a que "respete la integridad territorial de Ucrania". Pero, en este caso fueron los EE.UU. y la UE los que aprovecharon las protestas de las masas en Ucrania durante las semanas pasadas para forzar la renuncia del presidente reaccionario Yanukóvich, en alianza con fuerzas opositoras –en parte anticomunistas y fascistas agresivos–, e instalaron un gobierno favorable a los EE.UU. y a la UE.

En medio de Europa chocan abiertamente los intereses opuestos de los imperialistas en pugna por el predominio económico, político y militar.

Ucrania está muy fuertemente golpeada por la crisis económica mundial, lo que desarrolla y agudiza las contradicciones sociales y políticas. Crece el descontento de la clase obrera y de las masas populares en Ucrania con su miserable situación social, la privación de derechos políticos y el aumento de la opresión.

Los marxistas-leninistas de la organización KSRD, miembro de ICOR, realizan un trabajo de hormiga revolucionario bajo condiciones difíciles, y deben ser urgentemente fortalecidos y apoyados.

¡Se desafía a la resistencia activa y a la solidaridad internacional de la clase obrera internacional y de todos los seres humanos que aman la paz!

  • ¡Lucha contra la intromisión imperialista e instigación a la guerra por parte de EE.UU. y OTAN y Rusia en Ucrania y en Crimea!
  • ¡Resistencia activa contra todo tipo de intromisión imperialista!
  • ¡Solidaridad con la lucha por la liberación nacional y social de la clase obrera y de las masas populares en Ucrania!
  • ¡Viva la solidaridad internacional!
  • ¡Proletarios de todos los países, uníos!
  • ¡Proletarios de todos los países y de los pueblos oprimidos, uníos!

 

 

Signatorios (el 28 de marzo de 2014, otros signatorios son posibles):

1. ORC   Organisation Révolutionnaire du Congo (Organización Revolucionaria del Congo), República Democrática del Congo

2. MMLPL   Moroccan Marxist-Leninist Proletarian Line (Marxistas-Leninistas marroquíes Línea Proletaria)

3. CPSA (ML)   Communist Party of South Africa (Marxist-Leninist) (Partido Comunista de Sudáfrica (Marxista-Leninista))

4. PPSR WATAD   Parti Patriote Socialiste Révolutionnaire WATAD, Túnez

5. MLOA   Marxist-Leninist Organization of Afghanistan (Organización Marxista-Leninista de Afganistán)

6. CPB   Communist Party of Bangladesh (Partido Comunista de Bangladesh)

7. CPI (ML)   Communist Party of India (Marxist-Leninist) (Partido Comunista de India (Marxista-Leninista))

8. Ranjbaran   Hezb-e Ranjbaran-e Iran (Partido Proletario de Irán)

9. CPN (Unified)   Communist Party of Nepal (Unified) (Partido Comunista de Nepal (unificado))

10. NCP (Mashal)   Nepal Communist Party (Mashal) (Nepal Partido Comunista (Mashal))

11. БКП   Българска Комунистическа Партия (Partido Comunista  Búlgaro)

12. MLPD   Marxistisch-Leninistische Partei Deutschlands (Partido Marxista-Leninista de Alemania)

13. RM   Rode Morgen (Amanecer Rojo), Países Bajos

14. MLP   Marksistsko-Leninskaja Platforma (Plataforma Marxista-Leninista), Rusia

15. MLGS   Marxistisch-Leninistische Gruppe Schweiz (Grupo Marxista-Leninista de Suiza)

16. PR   Partija Rada (Partido del Trabajo), Serbia

17. SMKC   Svaz Mladych Komunistu Cheskoslovenska (Unión de los jóvenes Comunistas de Checoslovaquia), República Checa

18. TIKB   Türkiye İhtilalci Komünistler Birliği (Unión de Comunistas Revolucionarios de Turquía)

19. MLKP   Marksist Leninist Komünist Parti Türkiye / Kuzey Kürdistan (Partido Marxista Leninista Comunista  Turquía / Kurdistán del Norte)

20. PCC-M   Partido Comunista de Colombia – Maoista

21. PC (ML)   Partido Comunista (Marxista Leninista), República Dominicana

22. PC/ML   Partido Comunista (Marxista-Leninista) de Panamá

23. PCP (independiente)   Partido Comunista Paraguayo (independiente)

24. PML del Perú   Partido Marxista Leninista del Perú

 

24 de marzo de 2014

 

ESTÁS ANTE EL

PARTIDO COMUNISTA (MARXISTA-LENINISTA) DE PANAMÁ

La parte más avanzada e independiente, ideológica y políticamente, de la clase obrera panameña. No somos nada fuera de la clase proletaria ( u obrera, trabajadora asalariada), somos una y la misma cosa puesto que quién habla de comunistas habla de la masa de nuestra moderna clase trabajadora, sólo que representamos sus intereses inmediatos y generales, puesto que mientras exista la clase obrera y su explotación asalariada seremos los comunistas. Representamos y luchamos revolucionariamente por su reivindicación histórica de emanciparse, conquistando  la sociedad comunista. Aunque, eso  sí, su núcleo dirigente revolucionario, el Estado Mayor del ejército político de los proletarios de este país. Su destacamento organizado de vanguardia.

 

Siendo nuestra clase una clase internacional, igualmente su lucha emancipatoria internacional, no podemos si no apoyarnos en una ideología científica internacional. En el Marxismo-Leninismo, hoy Maoísmo, o más simplemente Maoísmo. Tal es nuestro Pensamiento-guía y base ideológica del Partido Comunista (Marxista-Leninista) de Panamá, así como la aplicación concreta en Panamá de esa síntesis general de la teoría y experiencia acumulada por el proletariado mundial, dimanante de su lucha de clase, de su labor revolucionaria y constructiva socialista, y de sus realizaciones multifacéticas en todos los campos del pensamiento científico contemporáneo en el camino por la emancipación socialista de la humanidad.

 

Políticamente el Partido Comunista (Marxista-Leninista) de Panamá tiene plasmados sus objetivos inmediatos y aquellos generales en su Programa Político Fundamental.  En la cual, además de los programas concretos por los que ha de pasar la revolución por etapas ininterrumpidas, aquella de nueva democracia popular y aquella socialista auténtica, deja establecidas la Línea Estratégica y táctica que norman su conducta  revolucionaria.

 

En lo organizativo el Partido Comunista (Marxista-Leninista) de Panamá, siendo un partido de cuadros y no de masas, se estructura verticalmente, salvaguardando en su carácter de clase, sustanciándose en el centralismo-democrático, en la crítica y la autocrítica, la férrea disciplina aceptada conscientemente y en la lucha intransigente contra las desviaciones oportunistas de derecha y de “izquierda”; rechazando firmemente el dogmatismo, el sectarismo y el liberalismo en sus filas. Siendo el Partido Comunista (ML) de Panamá un partido combatiente, en cuyas filas cada miembro es un soldado de la revolución, rechaza la paz civil entre opresores y oprimidos, el legalismo, el pacifismo, la colaboración de clases.

 

El PC (ML) P., en consecuencia, un partido intransigentemente clasista, proletario, y consecuentemente revolucionario, por cuanto asegura la continuidad ininterrumpida de la revolución hasta el comunismo, asume el principio universal de la violencia revolucionaria concretada en la combinación  dialéctica de la insurrección y la guerra popular revolucionaria de larga duración. 

 

El Partido Comunista (Marxista-Leninista) de Panamá ha sido fundado el 9 de Enero de 1981. Hoy está representado organizadamente en cuatro provincias, de las nueve que forman la República de Panamá. Las Organizaciones antecesoras suyas han sido el Partido Comunista Revolucionario de Panamá (1970-1972), el Frente Obrero Socialista (marxista-leninista) de Panamá (1973-1980). En el transcurso de dichos estadios ha tenido como órganos periodísticos: Tribuna Socialista (1969), Bandera Roja (1973-79) y Nueva Democracia (1981-2014).

 

Desde que los cuatro pioneros declararon el Inicio de la Gran Marcha Organizativa del Partido Comunista de Nuevo Tipo, su afirmación en el país es claramente más evidente. Su mandato nos guía: “Tener confianza en el Marxismo-Leninismo-Maoísmo, tener confianza en el Partido Comunista; tener confianza en la clase obrera, tener confianza en la revolución y tener confianza en nosotros mismos que podremos lograrlo”.

 

¡Y lo lograremos!

UNETE A NOSOTROS

PRIMERA JORNADA DE LA 1a CAMPAÑA  PROSELITISTA DEL PARTIDO COMUNISTA (MARXISTA-LENINISTA) DE PANAMÁ

- 2014 -

 

 

 

drive.google.com/file/d/0Bwo68T7ecF55SW5jLWt5eDVMM2c/edit?usp=sharing

 

ESTATUTO

DEL

PARTIDO COMUNISTA (MARXISTA-LENINISTA) DE PANAMÁ

 

Por un Partido revolucionario, centralizado, democrático y fuertemente radicado en el seno de la clase obrera de este país. 

 

INTRODUCCION

 

1. En los actuales momentos la tarea principal y urgente de los comunistas y marxistas–leninistas panameños es la de Reconstruir el Partido Comunista, destacamento de vanguardia marxista-leninista de la clase obrera, sin el cual será imposible hacer la revolución.

Este Estado Mayor de la revolución, la clase obrera panameña lo tuvo con el nacimiento, en abril de  l930, del Partido Comunista, sección panameña de la III internacional. Dado su escasa comprensión del Marxismo-Leninismo y su composición de clase no-proletaria, pequeño burguesa, dicho partido pronto entró por la senda del oportunismo de derecha y la degeneración; proceso que, bajo la contaminación del revisionismo browderista, le condujo a la liquidación en septiembre de 1943. De la traición a los principios marxistas-leninistas y la disolución del PC, nació el Partido del Pueblo. Advino así a la vida un partido reformista burgués, anti-revolucionario y que bajo el tinte “de los comunistas” puesto al servicio de la burguesía y del imperialismo norteamericano. Con la victoria del revisionismo moderno en el seno del PCUS, en 1956, y del Movimiento Comunista Internacional, el Partido del Pueblo se convierte de destacamento reformista nacional en un partido comuno-fascista (comunista de palabra y fascista en la práctica) fiel lacayo del social- imperialismo soviético.

El indetenible proceso de reorganización del partido marxista-leninista panameño, desde su nacimiento en 1964, ha conocido diversos momentos de lucha contra corrientes que han buscado desviarlo de su luminoso sendero, resistiendo y batiéndose contra el revisionismo “de izquierda” (castrismo, etc.) y el trostkismo. Una etapa crucial del movimiento de reorganización del partido marxista-leninista, lo ha venido a ser el surgimiento del FRENTE OBRERO SOCIALISTA,  en 1974, que sustentándose sólidamente sobre las bases del MARXISMO-LENINISMO - PENSAMIENTO MAO TSE-TUNG, le eleva al cumplimiento de su tarea en un sentido nuevo: la construcción de un Partido Comunista de Nuevo Tipo.

 

2.   El Buró de Reconstrucción del PARTIDO COMUNISTA (MARXISTA-LENINSTA) DE PANAMA se propone el dotar así al proletariado panameño de un Estado Mayor capaz de conducirle a la victoria. Para ello reagrupar a los comunistas, a los revolucionarios proletarios y a todos los que asuman la posición de clase de la clase obrera en el curso de una lucha intransigente contra el revisionismo moderno y el oportunismo de derecha y de izquierda.

El BRPC(ML)P asume como su pensamiento-guía el MARXISMO-LENINISMO, hoy MAOISMO, es decir las enseñanzas teóricas y práctica de Marx, Engels, Lenin, Stalin y Mao Tse-tung, preocupándose permanentemente el ligar su verdad universal a la realidad concreta de Panamá. Esforzándose en que el desarrollo de la revolución proletaria en Panamá sirva al desarrollo de la revolución proletaria mundial.

 

El BRPC(ML)P tiene como objetivo político inmediato el derrocamiento del régimen oligárquico, expresión de la dictadura de clase de la burguesía burocrático-compradora y terrateniente, y del imperialismo norteamericano; establecer  la República Democrática Popular, como expresión política de la dictadura democrática revolucionaria de los obreros y campesinos. Es la revolución de Nueva Democracia, primera etapa de la revolución socialista en Panamá, la cual inmediatamente, según la correlación de fuerzas de ese momento, se transformará en revolución proletaria socialista e implantará la Dictadura del Proletariado.

El BRPC (ML) P se une y participará en todos los esfuerzos de los Partidos y Organizaciones marxistas-leninistas de todo el mundo por la reconstrucción de la unidad del MCI, en una internacional Comunista basada en los principios sólidos del MARXISMO­LENINISMO, hoy maoísmo, como instrumento indispensable para la victoria de la lucha final, el comunismo.

 

3. Para cumplir con tales enunciados, el BRPC(ML)P se organiza según los principios del Centralismo Democrático, considerándolos desde este momento Estatutos del Partido Comunista (Marxista-Leninista) de Panamá.

Por lo que, todo miembro del BRPC(ML)P, voluntaria y concientemente, se somete a las reglas disciplinarias del Centralismo-Democrático: el individuo se somete a la organización, la minoría a la mayoría, los escalones inferiores a los superiores y el conjunto de la Organización al Comité Central. Ellos deben fortalecer su espíritu atreviéndose a marchar contracorriente, velar por la unidad del Partido y atenerse firmemente a los siguientes postulados:

-      Practicar el MARXISMO-LENINISMO, hoy maoísmo, y no el revisionismo,

-      Trabajar por la unidad y no por la escisión,

-      Actuar de manera franca y honesta,

-      No tramar complot, ni intriga.

Regla de oro en la construcción y desarrollo del Partido lo es el principio científico de lucha entre las dos líneas, de la línea proletaria y la línea burguesa en su seno. Todo miembro debe vigilar, enfrentar y rechazar toda tentativa burguesa-revisionista de apoderarse de la dirección del Partido y hacerla cambiar de color.

 

Para cumplir sus objetivos los miembros del BRPC(ML)P deben desarrollar el estilo de trabajo comunista que consiste en unir la teoría con la práctica, el pensamiento a la acción, ligarse estrechamente con las masas, practicar la critica y la autocrítica, desarrollar el espíritu de buscar la verdad en los  hechos, criticar al idealismo y el subjetivismo, buscar resultados criticando el liberalismo, el eclecticismo, el dogmatismo y el sectarismo.

 

I.   ELPARTIDO

 

Articulo 1. - El PARTIDO COMUNISTA (MARXISTA-LENINSTA) DE PANAMA es el partido político de la clase obrera, el destacamento revolucionario de vanguardia del proletariado de Panamá. El PC(ML)P es un destacamento del Movimiento Comunista Marxista-Leninista Internacional y tiene como fundamento ideológico, concepción y método, el Pensamiento-guía de Carlos Marx, Federico Engels, Vladimir Lenin, José Stalin y Mao Tse-Tung.

El objetivo final del PC(ML)P es la realización del comunismo, Luego del derrocamiento violento de la burguesía del poder político, sustituyendo la dictadura de la burguesía con la Dictadura del proletariado, y asegurando el triunfo completo del socialismo sobre el capitalismo.

El programa inmediato del PC(ML)P, en la actual etapa de la revolución proletaria, como Revolución de Nueva Democracia, es la conquista y consolidación de la independencia nacional y la instauración de la República Popular de Nueva Democracia. Nuestro cometido inmediato es abatir el régimen político de dictadura oligárquica del imperialismo estadounidense, de la burguesía burocrático-compradora y del semi-feudalismo, por medio de la guerra popular de liberación nacional y la guerra democrático-revolucionaria campesina como su base. En esta lucha de clases ininterrumpidas, verdadera guerra revolucionaria de todo el pueblo, el Partido asume como tarea irremplazable el unir a todas las fuerzas que puedan ser unidas, guiándolas a la construcción de un Frente Único revolucionario y democrático, basado en la alianza obrero-campesina, y atrayendo a la pequeño-burguesía urbana, a la burguesía nacional y otros sectores democráticos y patrióticos, manteniendo su independencia política e ideológica con miras a desarrollar y consolidar al Partido. Esta etapa, como revolución de nueva democracia, es un paso necesario e inevitable en el largo proceso de la lucha de clase de la clase obrera hacia la Revolución Socialista y la Dictadura del proletariado en Panamá y en el mundo.

 

II.  LOS MIEMBROS

 

Articulo 2. - Puede ser miembro del PARTIDO COMUNISTA (MARXISTA-LENINSTA)  DE PANAMA todo obrero industrial o agrícola, todo trabajador manual o intelectual, campesino trabajador o pobre, en fin toda aquella persona, mujer o varón, joven o anciano, que asumiendo la posición de clase proletaria, acepte:

a)    El Programa, los estatutos, las resoluciones y directivas;

b)    Militar en una de sus organizaciones, y/o donde se le asigne;

c)         Pagar regularmente sus cuotas;

d)    Afiliarse a una organización de masas o luchar por crearla donde no exista.

 

Articulo 3. - El candidato a miembro del Partido debe ser presentado al menos por un miembro militante, llene la hoja de afiliación individual, dé su biografía al Partido y toda la información que le sea requerida.

Su admisión en tanto que miembro del Partido solo se dará tras un periodo de no menos de seis (6) meses y en los cuales haya dado prueba de firmeza política, devoción y disciplina, a la vez de haber brindado una labor personal de cumplimiento sistemático de las tareas que                                                                                                                                                                       se le hayan asignado. Luego de cumplido el periodo de prueba, el candidato a miembro del Partido tendrá todos los deberes y derechos de un afiliado efectivo, pero no tendrá derecho al voto deliberativo, ni a ser elegido en los Órganos centrales del Partido.

Este periodo de prueba podrá ser prolongado por decisión de la célula, del escalón inmediato superior o por el Comité Central.

 

Articulo 4. - Son deberes de los miembros del Partido:

 

a)         Estudiar, individual o colectivamente, la teoría de Marx, Engels, Lenin, Stalin y Mao Tse-tung, combatir el revisionismo moderno, el neorevisionismo y el revisionismo de “izquierda” así como toda otra corriente ideológica y política burguesa, pequeño burguesa o de otras clases no-proletarias.

b)         Ser capaces de unir a la mayor cantidad, comprendidos aquellos que se le hayan opuesto y máxime si se corrigen de sus errores; de ligarse a las masas.

c)         Aplicar y defender la línea política del Partido y defender al Partido, su unidad y su disciplina, ser sincero y honesto con el Partido, dar prueba de iniciativa en el cumplimiento de las tareas que le hayan sido asignadas;

d)         Participar en las reuniones de su célula, intervenir en las discusiones, practicar la autocrítica y la crítica, contribuir en la elaboración de la línea política del partido e informar del estado de ánimo y de las aspiraciones de las masas en todo momento.

e)    Poner ante todo los intereses del Partido por encime de los intereses personales;

f)     Tener una vida personal conforme a la moral comunista.

 

Articulo 5. - Queda prohibido a los miembros del Partido la pertenencia a un partido u Organización política burguesa, profesar una religión o pertenecer a una escuela idealista o anti-materialista, salvo acuerdo especial del C. C.

 

Articulo 6. — Los miembros que violen la disciplina incurren, según los casos, en las siguientes sanciones: advertencia, advertencia severa, destitución de toda función en el seno de la Organización, puesta en observación al interior del Partido, exclusión del Partido.

Las sanciones son tomadas por el Comité respectivo o por el Comité Superior, y deben ser comunicados al Comité Central.

La exclusión debe ser pronunciada por el Comité Central. Todas las otras sanciones deben ser ratificadas por el Comité inmediatamente superior a la que aplique la sanción.

La exclusión de un miembro del Comité Central es pronunciada por el Comité Central mismo o por el Congreso.

Todo elemento que le sea probado absolutamente que es un agente provocador, un oportunista incorregible, un fraccionalista o un elemento degenerado debe ser excluido del Partido.

 

Articulo 7. — La readmisión de elementos excluidos del Partido no puede ser más que decidida  por el Comité Central. En tal caso, el Artículo 3 de los presentes estatutos le debe ser aplicado.

 

 

III.      El SISTEMA DE ORGANIZACION

 

Articulo 8. - El Partido se organiza según los siguientes principios del centralismo democrático:

a)         Todo el Partido se somete a una disciplina única: el individuo se somete a la organización, la minoría a la mayoría, el escalafón inferior al superior y el conjunto de la Organización al Comité Central;

b)         Queda prohibido la formación de tendencias y fracciones en el seno del Partido.

 

 

Articulo 9. — Todos los miembros tienen el mismo derecho a elegir y de ser elegidos a cualquier puesto que sea en el seno de la Organización. El voto se realiza después de libre debate.

La libre expresión de ideas, de crítica y sugestiones es necesaria en el seno de la Organización. Ella permite unificar los puntos de vista, de corregir las ideas y las acciones erróneas, de reforzar al Partido y elevar su capacidad de combate. Esta prohibido acallar las criticas o de ejercer represalias. Los miembros del Partido tienen el derecho de criticar las organizaciones y a los dirigentes del Partido a todos los niveles y de presentar proposiciones. Ningún miembro del Partido puede criticar la línea del Partido o emitir sus opiniones personales fuera de la célula o comité a la cual pertenece. Si un miembro del Partido esta en desacuerdo con las decisiones o directivas de la organización del Partido, puede, cumpliendo esas decisiones o directivas, reservarse su opinión y teniendo el derecho de dirigirse directamente a los escalones superiores, comprendido al Comité Central. La minoría que ve su punto de vista rechazado debe cumplir la decisión tomada por la mayoría; en caso de necesidad, la cuestión puede ser presentada en la siguiente sesión, pero ninguna acción frente a esa decisión le es permitida; los errores se corrigen por el método de critica y autocrítica.

La aplicación rigurosa de estas reglas permitirá crear una situación política en el seno del Partido donde habrá centralismo y democracia, disciplina de hierro y libertad, unidad de voluntad y satisfacción moral individual y vivacidad.

 

Articulo 10. — El Partido está organizado sobre la base territorial, unidad de producción y frente de masas.

Sus Órganos son los siguientes:

a)         Congreso

b)         Comité Central

c)         Comité Regional

d)         Comité de Sección

e)     Célula

f)         Corriente de Clase.

El radio de acción de cada comité esta determinado por el comité superior. Los comités son formados por el escalafón superior.

 

Articulo 11. — El Comité Central puede convocar Conferencias de la Organización en vista de resolver un problema concreto surgido. Tales Conferencias serán también organizadas para permitir la consolidación del Partido y para detener toda tendencia de fracción o escisión.

 

IV.  CELULA

 

Articulo 12. — La célula es la forma de organización de base del Partido fundamental. Ella puede ser de unidad de producción (fábrica, comercio, hacienda, etc.), estudio (escuelas, colegios o universidad) o territoriales (vivienda, calle, barrio, caserío o aldea, o ciudad)

 

Articulo 13. — La actividad de la célula o de la corriente de clase es dirigida por el comité superior, por intermedio de su Secretario general.

Cuando un número de miembros lo justifique, la célula podrá elegir su propio órgano dirigente, el Secretario de célula y su primer-secretario serán elegido por un año, podrán ser removidos en cualquier momento.

 

Articulo 14. — Las tareas de las células y de las corrientes de clase son las siguientes:

 

a)         Dirigir a los miembros del Partido en el estudio del pensamiento de Marx, Engels, Lenin, Stalin y Mao Tse-Tung y de la línea del Partido, y en la lucha contra el revisionismo y las otras corrientes burguesas;

b)         Propagar y difundir la línea y las publicaciones del Partido, reclutar nuevos miembros, fortalecer constantemente a la organización;

c)         Ligarse estrechamente a las masas y conducirlas en la acción;

d)         Recolectar las cotizaciones y fondos para el Partido.

 

V. CORRIENTE DE CLASE

 

Articulo 15. — Es una organización de base del Partido, de carácter abierto o clandestino, creada en el seno de organismos de masas, sociales o políticos, no directamente controlados o bajo la influencia indirecta del Partido. Su cometido es hacer llegar y traducir la línea política del Partido en movilización de los mismos. La corriente de clase está encargada de materializar la línea de frente único del Partido en el seno de dichas organizaciones de masas.

 

VI. LOS ORGANOS CENTRALES

 

Articulo 16. — El Congreso Nacional es el órgano supremo del Partido. Es convocado por el Comité Central, para sesión ordinaria cada dos (2) años y extraordinaria cuando lo juzgue indispensable, así como también definirá la modalidad de representación en el Congreso por parte de las diferentes organizaciones del Partido. Los delegados serán elegidos en escrutinio secreto después de deliberaciones democráticas. Los candidatos pueden ser delegados pero no tendrán voz deliberativa en el Congreso.

El Congreso elige al Comité Central del Partido.

 

Articulo 17. — El Comité Central es el máximo órgano ejecutivo del Partido entre Congreso y Congreso, y controla toda la actividad partidaria;

El Comité Central, en sesión plenaria, elige al Buró político, al Secretariado del Comité Central y al Secretario General del Partido.

El Comité Central podrá crear diversos organismos para asegurar la dirección y cumplimiento de las tareas corrientes y extraordinarias del Partido, puestos bajo su dirección.

El Buró político del C. C. y el Secretariado del C. C. ejercen todos los poderes y las funciones del Comité Central en el intervalo de sus sesiones.

El Comité Central, el Buró político y los Comités Regionales están compuestos por miembros ejecutivos o candidatos, el voto de los miembros candidatos es solo consultivo.

El Secretario General del Partido, preside y coordina las sesiones y trabajos del Comité Central, del Buró político, del Secretariado y de la Comisión Militar del C. C, es el representante  oficial del Partido a lo interno del país, a lo externo y en las relaciones con los partidos fraternales. El, además, tiene la exclusiva representación jurídica y judicial del Partido, con facultad de promover acciones legales por cuenta y nombre del Partido. Tales facultades no están sujetas a posteriores mandatos discusiones o autorizaciones por parte de otros dirigentes del Partido

 

Articulo 18. — El Comité Central tiene plenos poderes para alejar a cualquiera de sus miembros y para cooptar a otros.

 

DISPOSICIONES TRANSITORIAS

 

Articulo 19. — (1) En las actuales condiciones, el Secretariado reemplaza las funciones del Buró político.

(2)   En ciertas condiciones particulares, el periodo de candidatura puede ser suprimido por el Comité Central.

 

VII. COMITES REGIONALES

 

Articulo 20. — El máximo órgano ejecutivo a nivel local del Partido es el Comité Regional, que tiene la responsabilidad de la aplicación de la línea política y del reforzamiento y desarrollo del Partido a escala de una provincia o región.

El Comité Ejecutivo Regional es nombrado por el Comité Central tomando en cuenta el parecer de los Secretariados de células.

 

El Primer Secretario del Comité Regional es nombrado por el Comité Central del Partido.

 

VIII.    COMITE DE SECCION

 

Articulo 21. — Es el órgano ejecutivo a nivel de distrito, ciudad o localidad, donde existen dos o más organizaciones de base.

 

El Comité de Sección es elegido por el Comité Regional. Es el encargado de dirigir, orientar asegurar el cumplimiento de la línea política, las directivas y traducir las voces de mando de las instancias superiores del Partido en acciones prácticas.

El Primer Secretario del Comité de Sección es nombrado por el Comité Central.

 

 IX. OTRAS DISPOSICIONES

 

Articulo 22. — Para asegurar la vida, actividad y continuidad política del Partido, dentro de condiciones de emergencia, y la salvaguardia de su estructura organizativa, en cada instancia del mismo debe destinarse un cuadro y militantes de reserva.

 

Articulo 23. — Para la admisión en el Partido de todos aquellos que hayan ocupado cargos  dirigentes en otros partidos u Organizaciones se requiere la aprobación del Comité Regional si se trata de dirigentes locales, y del Comité Central si se tratase de dirigentes nacionales. El periodo de prueba en estos casos será de dos (2) años.

 

X. HIMNO, SIMBOLOS Y BANDERA

 

Articulo 24. — El Himno del Partido es la INTERNACIONAL.

 

Articulo 25. — El PC(ML)P adopta como símbolos identificatorios de su vinculación con el MCI la HOZ y el MAZO, cruzados entre  sí, ejemplificando la alianza obrero-campesina, y la efigie de los cinco clásicos del Marxismo-Leninismo-Pensamiento Mao Tse-tung.

 

Articulo 26. — La bandera del PC (ML) P es un rectángulo rojo, teniendo al centro la HOZ y el MAZO, cruzados entre si, y colocada                                                                                                                                                               en la parte superior hacia el asta la efigie de Mao Tse-tung. Significando el color rojo la sagrada causa del Comunismo, La HOZ y el MAZO la alianza obrero-campesina, como fuerza motriz de la revolución proletaria en el transcurrir de sus diversas etapas ininterrumpidas, la efigie de Mao Tse-Tung simbolizando la vigencia permanente del pensamiento-guía del Marxismo-Leninismo, hoy MAOISMO.

 

EL PROGRAMA NACIONAL DE LOS COMUNISTAS (ML) DE PANAMÁ

 

 

"La cuestión nacional sirve, en diversas épocas a intereses distintos,

adoptando matices diferentes según cual sea la clase que la plantea

y el momento en que lo hace".

José Stalin, Cómo entiende la Socialdemocracia la cuestión nacional.

 

   Remarca nuestro Programa Fundamental, en el apartado de introducción al programa nacional de los comunistas (Marxistas-Leninistas) con toda claridad: "Las clases dominantes de origen europeo, para asegurar su poder opresivo y su sistema de explotación económica y social, por más de 400 años, han negado reconocimiento  y conculcado derechos de existencia e igualdad nacional a una serie de nacionalidades indígenas minoritarias y a diversas etnias...". En Panamá, pues, señala el Partido Comunista (ML) de Panamá, existe, además de una "cuestión neocolonial", una "cuestión nacional". Tratase de una "Cuestión nacional-colonial". Aunque la Gran Burguesía semifeudal las ha embrollado de tal modo que ha terminado por oscurecerlas, a los ojos de los más esclarecidos representantes de las distintas fuerzas sociales que se hayan esforzado por resolverlas, y de ahí invisibizandolas en el fondo de la escena política de la historia patria.

 

   Esta clase, capa dirigente de la minoría nacional blanca de origen europeo dominante y gobernante, desde los albores de la historia política en el Istmo - esto es, desde la invasión de la hez ibérica que acompañó a Cristóbal Colón, pasando por el período del coloniaje, y su subproducto el mestizaje, por la  independencia a la fundación del Estado nación neocolonial - ha generado un nacionalismo reaccionario feudal y de amplia miga con el capital internacional. El cual ha cubierto como pegamento ideológico de la "nación panameña", su subordinación real y conversión en agente interno de suplantación del viejo colonialismo español por aquel  inglés, primero,  el francés después y luego hasta hoy con aquel norteamericano. Mediante la cual, sobre la base de su papel de intermediación reimportadora, insertándose en el boyante y en expansión mercado internacional capitalista, ha logrado hacer aceptable su rol nacional-hegemónico sobre el resto de la población istmeña. ¡Cosmopolitismo y nacionalismo reaccionario han sido el eslabón clave bi-secular de su dominación de clase en los planos económico, político y nacional! ¡Subordinación al capital internacional, premonopolista y/o imperialista, y despotismo burocrático-feudal y racista sobre la gran masa de las nacionalidades aborigen y afroistmeña subordinada!

 

   Ello explicaría  por qué la "cuestión nacional-(neo)colonial"  del nacionalismo burocrático-reaccionario de la Gran Burguesía Semifeudal, de cara a su relación desigual con el capital monopolista estadounidense se haya reducido, según sus intereses dominacionistas, en el transcurso del siglo pasado, a la oblicua y simple cuestión "colonial". Y esto, sólo en referencia a la administración militar- colonial norteamericana, al decantado "enclave colonial", de esa parte del territorio nacional aun usurpada que es el Canal y la Zona adyacente al mismo. Resultado, supuestamente, según ella y sus ideólogos de la imposición del Tratado Hay-Bunau Varilla y de la "burla" a la buena fe e ingenuidad de los "héroes epónimos" del 3 de noviembre de 1903 por parte del francés Felipe Bunau Varilla y los norteamericanos Roosevelt y el banquero Cromwell. Minimizando, taimadamente, el hecho de que todos esos malllamados "próceres" sólo eran una pandilla de apátridas agentes asalariados y empleados de Cías. monopolistas y bancos norteamericanos y, por las razones arriba apuntadas por nosotros, huérfanos de todo sentido nacional. Por ende, toda esa epopeya nacionalista espuria de que se vanaglorian hoy, luego de la dizque reversión del Canal a manos de la gran burguesía panameña, en 1977, se basa en una mentira histórica  genialmente propalada. Según ellos, como para sus lacayos los nacionaltraidores partidopueblistas que también la han hecho suya, resultaría que, ¡hemos sido colonia en virtud de la firma de un tratado injusto! Cuando la verdad ha sido y es que existió el Tratado de 1903 porque ya antes éramos una neocolonia del capitalismo yanqui.

 

   Pero, aún hay más que poner a cuentas de la "cuestión nacional-neocolonial" según la gran burguesía, de ese nacionalismo podrido semifeudal y racista. Ese  embaucamiento no sólo le ha servido para ocultar el carácter neocolonial de su relación con el capital monopolista yanqui, sino que para cubrir la "cuestión nacional interna". El de la relación histórico-política de esta minoría nacional blanca de origen europeo dominante y las nacionalidades dominadas por ella. ¡La opresión nacional interna!  Esto es, la negación de existencia nacional, la ausencia total de igualdad nacional y la conculcación de los derechos democráticos nacionales de las nacionalidades aborígenes Tule, Ngobe Bugle, Emberas, Nasos, Bri-bris y Bofotás. Así como aquellos concernientes a los negros istmeños, de siempre sometidos a la violencia policiaco-estatal y  relegados a sus ghettos dónde reina la miseria y la marginalización social. En fin, al rechazo burocrático reaccionario a la libertad nacional, es decir, a su derecho de autodeterminación que como nacionalidades establecidas territorialmente debieran gozar, y que en contra, en vez de  disfrutar, son explotadas con métodos feudales, sujetas al racismo más infamante y a la opresión política.

 

     En esta reaccionaria y anti-histórica distorsión de la "cuestión nacional-neocolonial", impulsada por el máximo opresor nacional interno, la burguesía semifeudal, se han hecho cómplice, como ya hemos apuntado más arriba,  la camarilla revisionista dirigente del Partido del Pueblo. Los que también niegan la existencia de la cuestión de nacionalidades aborígenes oprimidas, así como sectores pequeñoburgueses afroistmeños asimilados, y con derechos democráticos truncados. Haciendo suya la ideología racista de la capa dirigente de la minoría nacional dominante, identificada con el vocablo reduccionista de "oligarquía", al pretender ocultar dicho problema como una mera cuestión "étnico-cultural". "Hemos - dicen estos chovinistas de aldea - atendido (!!!) los problemas (¡?) inherentes a los derechos de los grupos étnicos (¿racial? ¿tribal? N. d. Q. G.) y por la defensa de su cultura". Todo éste párrafo demuestra que los revisionistas partidopueblistas, además de poner de manifiesto  su ignorancia de las más elementales categorías sociológicas marxistas-leninistas, malcubren su renuncia al programa político democrático del marxismo revolucionario. Que se han deslizado a la charca  pútrida del liberalcolonialismo burgués.

 

   Para estos encallecidos nacionaloportunistas, Souza a la cabeza, en Panamá no existe eso de un conjunto de nacionalidades con sus derechos políticos  y nacionales negados. A las que hay que  defender de las atrocidades y brutalidades burocráticas de un Estado burgués semifeudal, y a las que hay que ganar para la revolución  y que a través de ella ganen su derecho a tener el poder político en sus propias manos. Si no que se trataría de grupos humanos raciales que por su atraso cultural resultan remisos a toda integración a la sociedad "panameña". Dénle educación a esas razas supertites, respeten su cultura ancestral y ellos se harán parte modernizada de la moderna sociedad capitalista. En su esencialidad su visión y línea nacional es resumible: liberar a las "etnias" por medio de la  preservación de su cultura y la educación (burguesa). Por lo que no hay, aquí, aún hoy, por que hablar del derecho político fundamental que realmente le corresponde: el romper revolucionariamente el yugo nacional semifeudal que les aplasta y oprime, conquistar de hecho su autodeterminación, el que ellas hagan parte decisoria del nuevo Estado democrático, de un Estado Multinacional de Nueva Democracia.

 

  No ellos, los partidopueblistas, prefieren edulcorar esa opresión nacional y desviar a las masas de las nacionalidades aborígenes de la senda de la revolución política y social. En esa misión, la que le ha asignado la burguesía, recurren a esa formula falaz, recuperando conceptos propios del socialdarwinismo imperialista y de la teoría psicologista bauerista, de lo "étnico-cultural" empeorando la ya de por sí peor tesis de lo "nacional-cultural".

 

   Los revisionistas, colocados de espaldas al desarrollo de las ciencias sociales, ignoran que hace mucho, pero muchísimo tiempo, el Materialismo Histórico a ajustado cuentas con esa pseudociencia etnográfica, más aun que la misma burguesía también la ha abandonado. Que ha demostrado la falsedad de ese concepto de "etnia", por su connotación racista e introducida por la antropología colonialista inglesa para estudiar a las comunidades primitivas como si fueran animales y esto para negar la existencia de naciones y nacionalidades originarias subsistentes en el trasfondo del mundo capitalista de hoy.

 

   Souza en esto, haciendo una concesión de principio a la ideología racista de la burguesía semifeudal panameña, pisotea descaradamente consagrados postulados científicos del Marxismo-Leninismo. Al señalar, en otro escrito suyo, que "bajo el coloniaje español se formó una población (¿nacional única? N. d Q. G.) por la convivencia (¿pacífica? N. d. Q. G.)  de blancos, negros e indios (¿Son los "indios" una raza? Más aún ¿qué es eso de "indio"? ¿Acaso ignora Souza que este apelativo no existe para el Materialismo Histórico? ¿Más aun qué el mismo tiene una connotación racista y colonialista?) en el Istmo y una paulatina integración...".

 

Adulterando hechos históricos y vaciando de todo  contenido científico los conceptos de pueblo, población, nacionalidad y nación.

 

 En esas condiciones, de qué "población única" puede Souza hablar. Máxime cuando la afirmación del modo capitalista de producción en el Istmo de Panamá hace tiempo ya divide a la sociedad panameña en clase obrera y clase burguesa, con intereses antagónicos e irreconciliables, y cada vez más abre amplio curso a la lucha de clase entre ellas. Cuando este sistema económico y político consagra y refuerza el dominio y opresión de la oligarquía, capa políticamente dirigente y sistema de poder, sobre la inmensa mayoría de las nacionalidades originarias,  negros y mestizos negadas en su existencia nacional y con sus más elementales derechos democráticos cortados.

 

   Él falsea la historia cuando no dice que la tal "tranquila, paulatina y pacífica" integración nacional o panameñización ha sido, en su realidad, todo otro que asimilación forzada y mal disimulada: genocidio, despojo, esclavización, segregación y violaciones antidemocráticas (como la imposición coercitiva del idioma español, en desmedro de sus lenguas maternas).

 

    Asimismo para los marxistas-leninistas, en contrapunto a la idea que de ello tienen Souza, Chang Marín y cía,  el concepto de pueblo hace referencia a ese conjunto agrupacional humano  conformado por los sectores trabajadores, asalariados y no-asalariados, explotados y oprimidos por el sistema capitalista o en cualquiera otra formación económico social en la que reinase la división de clases.  Mientras que con población nos referimos a esa parte de la matriz objetiva necesaria para la existencia concreta de una sociedad establecida territorialmente, más el elemento cultural cuyo núcleo es el idioma, las costumbres, los usos, las tradiciones, la religión, el folklore, etc. (Esto es la matriz subjetiva de la misma).

 

   Por nacionalidad entendemos aquella comunidad humana, protoclasista o clasista, por ende política ya, pero cuyo entrelazamiento resulta inestable y relativo por la debilidad y estrechez de los vínculos económicos. En cuanto aquel de la nación nos atenemos a la definición de la misma dada por el camarada Stalin, máxime cuando no ha podido ser superada por ninguno de sus críticos, y que dice así: "Nación es una comunidad estable, históricamente formada, de idioma, de territorio, de vida económica y de psicología, manifestada ésta de la comunidad de cultura". Y que ésta comunidad humana "no es de raza o de tribu".

 

   Todo eso desvanece la charlatanería vana de los vanos charlatanes. 

   Pero, no todo. Aún nos quedan por deslucidar las raíces teóricas de su inadmisible y absurda teoría de lo "étnico cultural". De su visión de la cuestión nacional,  de su apartamiento de la teoría marxista-leninista de la nación, y de su oposición a la aplicación del derecho a la autodeterminación de las nacionalidades aborígenes istmeñas.

 

   Como hemos visto, más arriba, la dirigencia revisionista partidopueblista niegan la existencia de nacionalidades oprimidas en Panamá. Ellos prefieren hablar de un supuesto "problema étnico-cultural", por ende se deduce que están como formula resolutiva por el reconocimiento de la autonomía cultural y no por la autodeterminación política para las mismas. Con ello se abrazan, impúdicamente, a las tesis socialdemócratas de derecha de Otto Bauer y de Karl Renner (Springer).

 

   Estos últimos han sido centro de una histórica polémica, en el transcurso de las dos primeras décadas del siglo pasado, en los ambientes marxistas europeos y en el transcurso de la cual se ha conformado, afirmado y desarrollado la Teoría Marxista-Leninista de la nación. El centro del débate y de la lucha política ha consistido en que si las naciones y nacionalidades oprimidas tienen por su naturaleza la cualidad y la posibilidad acceder a su propia autodeterminación (esto es, a erigir su Estado nacional independiente y/o adquirir su autonomía nacional territorial) o, por el contrario, han de conformarse con adquirir la autonomía nacional-cultural.

 

   Esta última formula ha sido expuesta por Otto Bauer, representante típico del llamado "austro-marxismo", esto es la adaptación de los principios del marxismo revolucionario a las querencias de los alemanes del sur (Austria), esto es de la nacionalidad dominante, de salvaguardar la unidad nacional dentro del Imperio Austro-hungaro. Tras una serie de disquiciones teóricas, Bauer llega a establecer que los pueblos y naciones integrantes de dicho Imperio feudal-imperialista tienen el derecho autonomía únicamente cultural. Es decir, al uso de su idioma, de su cultura, de sus costumbres. Y en la que cada persona (individual o colectivamente), independientemente del territorio en que este establecida, escogería la nacionalidad o la nación a la que quisiese pertenecer. A la base de esta teoría suya, psicologista e idealista, ayer como hoy, se encuentra el llamado "culturalismo" imperialista. Con justa razón, como veis, tanto Lenin como Stalin debieron  salirle al paso.

 

   Lenin, en su momento, la calificó de "perniciosa e incluso antidemocrática" y que la misma "está en pugna con el internacionalismo del proletariado, y sólo responde a los ideales de los pequeño-burgueses nacionalistas". Más aún, en 1914, señalará "Qué relación guarda el indudable 'oportunismo nacional' de Bauer, su defensa de una autonomía cultural-nacional, sus apasionamientos nacionalistas ("acentuación del factor nacional en ciertos puntos", como ha dicho Kautsky), su "enorme exageración del factor nacional y su completo olvido del factor internacional" Kautsky)". (Lenin, Sobre el derecho de las naciones a la autodeterminación. Obras Escogidas, p. 619, Moscú). }

 

   El camarada Lenin dando respuesta concreta, a partir de las enseñanzas de Marx y de Engels, a una demanda concreta de una amplísima mayoría de las poblaciones insertas en los vigentes Estados nacionales de Europa, con sus derechos nacionales conculcados y pisoteados, a de formular la exigencia del reconocimiento del derecho de dichas naciones y nacionalidades a la autodeterminación. Esto es, a la inmediata satisfacción de su demanda de separarse políticamente del Estado opresor, a erigir su propio Estado nacional independiente, al disfrute completo de la libertad nacional. Ello como paso necesario para el mejor acercamiento y fusión, voluntaria y consciente, entre las naciones y nacionalidades.

 

   ¿Y Stalin?

 

   El camarada Stalin, dejando por sentado, en su ya clásica obra, la inaceptabilidad e inviabilidad de la solución baueriana de la cuestión nacional con su formula de la "autonomía nacional-cultural", apuntará los 5 rasgos medulares de la solución brindada por la teoría marxista-leninista de la nación:

 

1.    La plena democratización del país como base y condición para la solución del problema nacional;

2.    Derecho de autodeterminación como punto indispensable para la solución del problema nacional;

3.    La autonomía regional como punto indispensable para la solución del problema nacional;

4.    La igualdad nacional de derecho bajo todas sus formas (idioma, escuela, etc.), como punto indispensable para la solución del problema nacional; 

5.    El principio de la cohesión internacional de los obreros, como punto indispensable para la solución del problema nacional.

 

 La base  esencial de ésta posición leninista consiste en la liquidación revolucionaria del viejo sistema de poder, basado en la subordinación y esclavización de las clases trabajadoras y de las nacionalidades, y en el establecimiento de la autonomía nacional territorial, regional. Ya veis cuan distante esta la posición leninista-stalinista, ante la cuestión nacional, de aquella de los nacional oportunistas con su reaccionaria y liberal-chovinista formula de la "autonomía cultural ". En consecuencia, estos con las tesis que farfullan, ponen en evidencia, además del buen servicio que prestan al nacionalismo reaccionario oligárquico,   el flaco favor que hacen al desarrollo de una conciencia de clase socialista en el proletariado y de una conciencia nacional democrática en los pueblos asentados en el Istmo de Panamá.

    Ahora bien la autodeterminación no significa, para Lenin o Stalin, obligatoriamente la separación de la nación oprimida con respecto a la nación opresora. Si se produce un cambio cualitativo en la nación opresora, como el caso de la Revolución de Octubre, la nación oprimida, en uso de su derecho a la autodeterminación, puede incorporarse al nuevo Estado revolucionario que deja de ser un "Estado nacional" para convertirse en un nuevo "Estado Multinacional" que construye una unidad superior de solidaridad, igualdad y fraternidad entre todas las nacionalidades.

 

Es éste el contenido teórico de la "Autodeterminación de las naciones" como un DERECHO y no una OBLIGACION, una exigencia a satisfacer condicionalmente. Todo el quid de la cuestión reside y se subordina a los intereses de la unidad internacional de la clase obrera, independientemente del área territorial de establecimiento, y de aquellos supremos del socialismo y el comunismo. Pero todo esto no se podrá cumplir y satisfacer sin el reconocimiento del interés nacional o violentando la voluntad nacional de los pueblos más atrasados histórica y económicamente.

 

  Y, precisamente, eso mismo es a lo que se dedican los revisionistas partidopueblista cuando  reducen la acuciante cuestión de la liberación de las nacionalidades aborígenes a una mera cuestión de "etnia", a la falsa cuestión de una "monocultura" y de una "monolengua" panameña. Cuando la realidad histórica y social demuestra, no para el que voluntariamente no quiere verlo así,  Panamá es multinacionalidades, multicultural y multilingue.  Ello debe ser reconocido, conquistado y aplicado en una ley general por la nueva República, como concreción de la línea política revolucionaria  de sustitución del reaccionario, caduco y excluyente Estado uninacional oligárquico y racista, por el Estado Multinacional de Nueva Democracia.

 

   De conformidad con tal postulado esencial, nosotros comunistas (marxistas-leninistas) en nuestro programa nacional, expresado en dos apartados claramente diferenciados e intervinculados, ofrecemos la solución revolucionario proletaria más consecuente y democrática. Consecuente con los principios universales del Marxismo-Leninismo, hoy Maoísmo, de la "cuestión nacional-neocolonial" de Panamá.  Nuestra patria, indudablemente, necesita de su libertad nacional del yugo del imperialismo, en particular e inmediato de la superpotencia yanqui, pero, además, también  tiene necesidad de la más completa libertad política para todo el pueblo, en su diversidad de  composición clasista y nacionalitario. En esto, sólo estableciendo la democracia más completa.

 

   Por lo que, actuando en conformidad con dichos postulados  cardinales, universales, del Marxismo-Leninismo, hoy Maoísmo, en la aplicación práctica del mismo exigimos: ¡Reconocimiento de plena igualdad de derechos políticos y nacionales a las nacionalidades Bri-bris, Bofotá, Emberá, Nazos, Ngobe-Bugle y Thule! ¡Cese de la política segregacionista y marginilizadora para con  los afroistmeños! ¡Rechazo radical de toda política paternalista y racista semifeudalista de disgregación, asimilación forzada, abierta o disfrazada, de segregación social y cultural de las nacionalidades originarias  y afroístmica! (Cabe, aquí, señalar que  nuestro Programa Fundamental habla de "indígena", ello es erróneo. Debe ser sustituido por las expresiones: "aborígenes", "originarios" o "nacionalidad  tal o cual"). ¡Reconocimiento a dichas nacionalidades oprimidas del pleno derecho de autodeterminación, a la autonomía administrativa territorial, regional o comarcal, y autoadministrar sus asuntos económicos, políticos y culturales! ¡Legalización y derecho de recibir la enseñanza en su propia lengua materna, según su propia voluntad soberana libremente expresada! ¡Eliminación del idioma español como idioma oficial de la República y reconocimiento del carácter multilingue del Estado de Panamá!

 

   Tal es, en breves trazos,  la aplicación concreta de la verdad universal de la teoría marxista-leninista, hoy maoísta de la nación, el Programa Nacional de los comunistas (ML) en la revolución nacional-democrática en el Istmo de Panamá. Visión y línea proletario revolucionaria de la cuestión nacional y que, sustancialmente, fundamenta el por qué y el cómo llevar a las masas de las nacionalidades originarias a la guerra agraria revolucionaria contra sus seculares enemigos: Los terratenientes y monopolios agrarios, la oligarquía y el imperialismo norteamericano.

 

 

MAOÍSMO, EL MARXISMO-LENINISMO DEL SIGLO XXI

La ciencia de la revolución proletaria

 

 

por Quibian Gaytan

27-3-012

 

Marxismo-Leninismo o Liberalismo

Desde el momento mismo en que el capitalismo industrial se ha consolidado y la burguesía  ha establecido su poder político sobre el Estado, en Europa y Estados Unidos de Norteamérica, se ha dado la confrontación abierta entre la clase burguesa y la clase proletaria (o obreros o trabajadores modernos o asalariados). La primera, dueña de los medios de producción y de vida, apropiadora de un excedente no pagado, buscando salvaguardar sus ganancias y su dictadura de clase; los segundos, dueños solo de lo que lleva encima y de su inmensa prole, forzada a vender su fuerza de trabajo y condenada a valorizar capital en beneficio exclusivo de los primeros, luchando por mejor venderse, cambiar la sociedad que le encadena y tomar posesión del poder político del Estado. Es la lucha de clase entre las dos clases fundamentales surgidas con el capitalismo industrial. Lucha material y lucha espiritual (cultural, ideológica) reflejada en la mente de los contendientes en definido modo de pensar y de ver la realidad social. ¿Capitalismo o socialismo? ¿Ideología socialista marxista o ideología liberal burguesa?

Marxismo o liberalismo ha sido la disyuntiva ideológica de la época histórica del capitalismo concurrencial o premonopolista,  Armas ideológicas en manos de la clase obrera o de la clase capitalista respectivamente. El Marxismo, o sea el conjunto doctrinal creado por Carlos Marx y Federico Engels, desde su formación y primeros desarrollos ha tomado partido, exclusivamente, por el movimiento obrero revolucionario aún no plenamente maduro para cumplir su misión histórica, contra el capitalismo industrial y los inicios de su pasaje a la etapa siguiente, la del capitalismo monopolista.

Con la apertura de la fase del capitalismo monopolista se entra de lleno a la época histórica del imperialismo, cuya duración terminará con el triunfo de la primera revolución socialista proletaria en la ex-Rusia zarista y la edificación del primer Estado Socialista de dictadura del proletariado en el mundo, la URSS, hechos que aperturarán  una nueva época histórica, la época del imperialismo y la revolución proletaria mundial.  Lo que a nivel de la lucha ideológica se reflejará en el paso del  marxismo a un estadio nuevo y superior, al Marxismo-Leninismo. Al decir del camarada Stalin, fiel discípulo y continuador de Vladimir Lenin,

El leninismo es el marxismo de la época del imperialismo y de la revolución proletaria. O más exactamente: el leninismo es la teoría y la táctica de la revolución proletaria en general, la teoría y la táctica de la dictadura del proletariado en particular”.

Actúo justamente el camarada Stalin al reclamar para Lenin y el leninismo  un sitial de punta, en la nueva época histórica de la humanidad, y situarlo junto a los dos Clásicos predecesores suyos, Marx y Engels. Eso fue aceptado y hecho suyo por los diversos partidos obreros de nuevo tipo, comunistas, por la Internacional Comunista y el Movimiento obrero revolucionario mundial, a partir de 1924. El leninismo o Marxismo-Leninismo, segunda y superior etapa  del marxismo, se convirtió en gran bandera roja de los luchadores contra el capitalismo-imperialismo, su ideología (el liberalismo y el fascismo) y por la causa de la instauración del comunismo en todo el planeta.

El Marxismo-Leninismo ha sido y es un complejo de visión integral y de acción revolucionaria. Un sistema específico que lo particulariza y radicalmente le separa de toda otra ideología reclamada revolucionaria o “socialista”. Es decir, un todo en sí y para sí, multídoctrinal y científico, absolutamente identificable como particular teoría general y por su integral unidad dialéctica de: (1) Una Concepción general comunista, materialista Dialéctica e Histórica, del Universo; (2) Una Orientación General al comunismo como nuevo sistema social; (3) De un Método materialista y dialéctico de análisis y estudio de la realidad natural y social; (4) De una Línea General normadora de la conducta comunista con miras al correcto y consecuente cumplimiento de los objetivos políticos generales y particulares propuestos, y; (5) Una Guía general para la acción práctica revolucionaria.

La verdad y el valor universal del Marxismo-Leninismo se han probado y comprobado en el transcurso de un siglo de acumulación de la experiencia histórica de la lucha de clase  de la clase proletaria, de la revolución y construcción socialista. Ciertamente se han cometido errores en su interpretación y aplicación,  avances espectaculares y trágicos retrocesos, pero su justeza continúa inmaculada. Pese a vueltas y revueltas, a derrotas parciales o de valor estratégico, ellas son sumables en el acumulado histórico positivo de la marcha general al comunismo. ¡Ciertamente, los comunistas estamos condenados a vencer!

 La justeza de esta verdad universal del Marxismo-leninismo y su pervivencia en la mente de los luchadores comunistas y revolucionarios proletarios, pese regresiones temporales en  el campo práctico, así como la seguridad y confianza de que el comunismo triunfará, ha puesto en primer plano en estos inicios del nuevo milenio su sintetización general, sin que ello significa rebajar un ápice su contenido y continuidad, como Pensamiento-guía.

En sus orígenes el Marxismo o Comunismo era el Pensamiento-Guía de Marx, de Engels y de todos sus discípulos más o menos consecuentes. Luego el Leninismo o Marxismo-Leninismo fue el Pensamiento-guía de los discípulos y continuadores de Lenin, comprendido el camarada Mao Tse-tung. Posteriormente, hasta hoy, el pensamiento de Mao, síntesis general del marxismo-leninismo, es Pensamiento-guía de los Partidos y Organizaciones comunistas de nuevo tipo y del actual Movimiento Comunista (marxista-leninista- maoísta).

Esto del pensamiento-guía, o teoría del Pensamiento-guía, no es pues algo nuevo y planteado arbitrariamente y que debe ser “impuesto” antojadizamente. No, ella tiene sus raíces históricas, sociales e ideológicas que le dan razón de existencia política y organizativa.

¿Es discutible esa aseveración? Sí, es discutible e inclusive negada de plano por algunos dogmáticos de la segunda etapa de desarrollo del marxismo, como marxismo-leninismo a secas o “sin apellidos”. Sus razones aducirán. Pero, lo innegables resulta que en la sociedad actual cada clase social se ha dotado y tiene su propio pensamiento-guía, al cual se remite para defender sus intereses de clase, generales que particulares, y que la justifica en sus afanes de construirse un mundo a su imagen y semejanza.

Así la clase burguesa -semifeudal, industrial o imperialista- posee su propio cuerpo doctrinal, el liberalismo, al que se reclama para defender su propia organización económica de la vida social, la sacralidad de la propiedad privada capitalista y la esclavitud asalariada de los trabajadores, y para justificar la necesidad de expandir su acción predatoria a escala planetaria; su sistema político de poder, su dictadura de clase; el individualismo, el egoísmo y el todos contra todos; ideología que, en las condiciones propias de al postrimería del siglo XX y de un capitalismo moribundo, ha degenerado en un pensamiento irracionalista, antihumanista, terrorista y belicista, en fin en fascismo globalizado.

La clase de los proletarios, los obreros modernos de este sistema asalariado globalizado, también debe tener y tiene su Pensamiento-guía, su cuerpo doctrinal marxista-leninista-maoísta, al remitirse para poder comprender las causas de su explotación, opresión y miseria física y social, para encontrar justo camino para su liberación nacional y su emancipación social.

De frente al pensamiento-guía de su antagónico rival, el liberalismo y el fascismo, la clase de los proletarios levanta la doctrina del individuo socializado y el comunismo, el Marxismo-Leninismo, hoy Maoísmo, como su guía de conducta política y ciencia de la revolución socialista internacional como herramienta para el derrocamiento revolucionario del imperialismo, del capitalismo y de los residuos de la semifeudalidad, así hacer triunfar su ideal de una República Mundial del Trabajo.

Resumiendo todo esto, remarquemos las palabras del camarada Mao tan brillantemente expuestas: “Por aquello que concierne a la concepción del mundo en el mundo actual se encuentran fundamentalmente sólo os ‘escuelas’, aquella de la burguesía y aquella del proletariado. O se acepta la concepción proletaria del mundo o aquella de la burguesía. La concepción comunista del mundo es la concepción del mundo del proletariado y no la concepción del mundo de otras clases”.  Y en esto, no hay una tercera posición. Trata pues de dos concepciones fundamentales, de dos  pensamientos-guías, de dos culturas, de dos modos de ver las cosas, de pensarlas, vivirlas, actuar y luchar, mutuamente excluyentes y en antagónica lucha por conquistar y dominar la mente de la gente, Las que reflejan los intereses contrastantes existentes entre la burguesía y la clase obrera.

Las que se enfrentan, a nivel internacional que nacional, en todos los terrenos de la vida social –económico, político, cultural, filosófico e ideológico- en búsqueda de atraer a sí, como aliados a la propia causa, a cada individuo, fracción de clase y clases sociales. Es por ello, precisamente, que cada individuo, clase o partido tiene sus propios Maestros, sus propios ideólogos y sus propios pensamientos-guías que le inspiran para defender sus propios intereses económicos y políticos.

La clase obrera panameña, parte integrante objetivamente del ejército político internacional de los proletarios, no podía ni puede ser ajena a esta histórica confrontación universal. En un momento dado de su desarrollo histórico-social, de ser una “clase en sí” a de devenir una “clase para sí”, ella ha ensayado organizarse en propios partidos obreros independientes –tal cual el Partido Comunista (marxista-leninista) de Panamá- (subrayo, “propios partidos obreros”) y el asumir  tal o cual pensamiento-guía que le alumbre la senda de su acción emancipatoria. Reclamándose ya “marxista”, ya “socialista” (realmente socialliberal) ya “marxistaleninista”. Sólo que, como han subrayado Marx y Engels: “Los comunistas… se distinguen de los demás partidos proletarios en que, por una  parte, en las diferentes luchas nacionales de los proletarios, destacan y hacen valer los intereses comunes a todo el proletariado, independientemente de la nacionalidad; y por otra parte, en que, en las diferentes etapas de desarrollo por que pasa la lucha entre el proletariado y la burguesía, representan siempre los intereses del movimiento en su conjunto”, y más adelante, “… teóricamente, tienen sobre el resto del proletariado la ventaja de su clara visión de las condiciones, de la marcha y de los resultados generales del movimiento proletario” ( Manifiesto Comunista, pág. 43. O. E. Moscú).

Partidos “obreros” puede haber muchos y los hay. Pero, en esto no bastan las autoproclamaciones, las sonoras declaraciones de principios, los colores y banderas con que se adornen, como tampoco el que cuenten con una “clientela obrera”. Pero, uno sólo puede ser y es el Partido obrero independiente. Independiente de la burguesía como clase en su conjunto, independiente del orden legal e institucional burgués, independiente de las coaliciones y compromisos con los representantes, oficiales o no, de los partidos políticos burgueses o pequeñoburgueses democráticos o con tinte “socialista”. Ese partido obrero independiente sólo puede ser uno, el Partido Comunista de Nuevo Tipo, el Partido Comunista (Marxista-Leninista) de Panamá. Ese partido debe dirigirlo todo y ha todo lo largo de la marcha por la revolución social, tanto en el período prerrevolucionario, como en el momento del culmine del asalto del poder, así como en el período de construcción de la nueva sociedad. (Para los efectos de los condicionantes definitorios de un auténtico partido obrero -independiente, política, ideológica y organizativamente- remito al lector a mí artículo Anticrítica, publicado en 2011).

Como se deja ver, de todo lo expuesto hasta ahora,  un Partido Comunista como sección nacional de una nueva Internacional Comunista, armado con una teoría revolucionaria internacional a la medida de una clase internacional, acorde con una misión histórica universal –la emancipación de los trabajadores del sistema de la esclavitud asalariada-, además tratase de una teoría revolucionaria general, de una ideología, de un Pensamiento-guía, que, al calor de la lucha de clases moderna, de la revolución y construcción socialista se ha ido enriqueciendo y desarrollando  horizontal que verticalmente.

Como se puede ver, esta ciencia de la revolución proletaria se ha ido desarrollando con los aportes cualitativos de los cuatro Grandes Maestros del proletariado internacional (Marx, Engels, Lenin y Stalin), cada uno en su momento que le ha tocado vivir y luchar, y de sus continuadores cuantitativamente hasta llegar  al más grande marxista-leninista de nuestro tiempo, Mao Tse-tung. Quién, con sus aportaciones creativas, sus contribuciones teóricas que prácticas, su defensa intransigente de los principios revolucionarios ha llevado al marxismo a una nueva, tercera y superior etapa de desarrollo al Marxismo-Leninismo-Pensamiento de Mao Tse-tung, hoy Maoísmo. Así la ciencia proletaria de la revolución, la  teoría comunista, se ha hecho más completa, más integral y marchado a tono del movimiento del tiempo y de la lucha de clase proletaria. Sus grandes hitos históricos, como ha sido señalado tan justamente, han sido: (1) Marxismo; (2) Leninismo y Marxismo-Leninismo; (3) Maoísmo.

Un hilo rojo une irrompiblemente, a lo largo de la historia del movimiento obrero y comunista internacional, engarzando esos tres  grandes hitos cualitativos del marxismo al camarada Mao a sus grandes predecesores: Marx, Engels, Lenin y Stalin. Así, hoy, en el siglo XXI, como antes no se podía ser socialdemócrata revolucionario e internacionalista  sin ser Marxista, como después no se podía ser marxista sin ser Leninista, no se puede ser comunista si no se es Maoísta. Puesto que entre el Marxismo-Leninismo y el Pensamiento de Mao hay continuidad y discontinuidad, pero no ruptura metafísica. El MAOÍSMO en el marxismo-leninismo del siglo XXI. Por ello, hoy día, resulta que, “el Pensamiento-guía del Partido Comunista (Marxista-Leninista) de Panamá que le sirve de base ideológica y herramienta de realización de su programa fundamental es el Marxismo-Leninismo, hoy Maoísmo; la más potente, científica y revolucionaria arma teórica de que se ha dotado la clase obrera internacional”.

Esto es así. Aunque algunos elementos oscuros y con oscuros motivos, desde hace algún tiempo se hayan puesto a berrear “los maoístas no tienen razón de ser aquí, en Panamá”, “son sólo un grupejo”, “montadura de un individuo  desequilibrado” y… la perla de la corona anticomunista y contrarrevolucionaria: “¡Mejor  disuelvan  el grupo y afíliense en bloque a nuestro partido”. En realidad, un proyecto de partido con ínfulas de ser ala “izquierda” del fascismo criollo.

No es de sorprender el anticomunista odio de este partido reformista, electorero y defensor a ultranza del orden estatal y del orden constitucional oligárquico fascista. El maoísmo en proceso de afirmación e implantación, de establecer sólidos vínculos que le unan al movimiento obrero y al movimiento popular panameños, así como ha ocurrido y ocurre en toda la América Latina, siempre ha encontrado una fuerte corriente adversa y que ferozmente le combate en búsqueda de restarle espacio político en todas las sociedades nacionales del Continente.

 Los comunistas (marxistas-leninistas), los maoístas, a todo lo largo de la segunda mitad del siglo pasado, se han contendido y se contienden no sólo con revisionismo moderno, en su versión oportunista de derecha (Browderismo, souzismo, kruschevismo), sino que a lo largo de dicho tiempo  también han tenido que enfrentar y combatir al Socialdemocratismo de “izquierda” (particularizado como neorevisionistas, para-marxistaleninista, semianarquistas). Marchan separados, a veces con contradicciones agudas, otras hermanados en el heteroclasismo y el colaboracionismo de clase, en el reformismo de “izquierda” y el electoralismo, pero lo que es permanente y común a ambas corrientes del pensamiento pequeñoburgués su odio de clase contra el marxismo-leninismo-maoísmo y a todo lo que huela a Partido Comunista, su rechazo a la dirección de la clase obrera en la revolución en cualquiera de sus etapas ininterrumpidas, a la dictadura del proletariado y a la dictadura de nueva democracia popular, sus ataques desvergonzados y criminal a la URSS bajo la dirección de José Stalin, a la República Popular China de Mao, su vesánico ataque a la persona misma del camarada Mo Tse-tung. Dejémosles allí revolcándose en su charca de aguas negras.

Contra su deseo y querer el Marxismo-Leninismo-Maoísmo y el Partido Comunista de Nuevo Tipo está implantado en Panamá y en toda América Latina y ninguno de sus conjuros maléficos podrá desvanecer este hecho político.

Pero, mejor resulta que cerremos este apartado con nuestra particular definición de nuestra base principios, para nosotros: El marxismo-leninismo, hoy maoísmo, o simplemente Maoísmo,  pensamiento-guía y base teórica del Partido Comunista (ML) de Panamá, es la aplicación concreta en Panamá de esa síntesis general  de la teoría y la experiencia acumulada por el proletariado internacional, dimanante de su lucha de clase, de su labor revolucionaria y constructiva socialista, y de sus realizaciones multifacéticas en todos los campos del pensamiento científico y cultural  contemporáneo en el camino por la emancipación social de la clase obrera y de toda la humanidad.

 

LAS APORTACIONES DE MAO AL DESARROLLO DEL MARXISMO-LENINISMO

El camarada Mao Tse-tung ha dado una contribución histórica al proceso de liberación de la mente del proletario de todo residuo del modo de pensar burgués y, a la vez a la emancipación ideológica iniciado por Marx y Engels y proseguido por Lenin y Stalin, y a la lucha integral contra la cosmovisión liberal burguesa en todos los planos de la actividad intelectual y política en lo filosófico, en la ciencia política marxista-leninista, en la economía política, en la política de administración económica , en la ciencia militar revolucionaria, en la estrategia y táctica revolucionarias, en fin, en lo filosófico, teórico y cultural. Unas tales contribuciones y aportaciones al tesoro común de la ideología socialista proletaria ha hecho de él el más grande revolucionario proletario de nuestro tiempo.

Gracias a él la ideología marxista-leninista resulta más clara y comprensible a las masas y ganado su nuevo estadio de desarrollo científico.  Como ha quedado establecido más arriba, esta nueva y superior etapa del desarrollo del marxismo-leninismo hasta haber devenido  MAOÍSMO no ha sido una “ruptura metafísica”, allí ha habido una relación dialéctica de continuidad y discontinuidad. Me explico: entre el pensamiento de Mao Tse-tung y el marxismo-leninismo se do una relación de la misma naturaleza que aquella que se ha dado entre el pensamiento de Lenin y el pensamiento de Marx y Engels. Lenin en nuevas condiciones histórico-económicas desarrolló el marxismo permaneciendo fiel a su verdad universal. Exactamente lo mismo realizado Mao con el marxismo-leninismo desde el segundo tercio del siglo XX.

Su primer gran mérito ha sido a nivel internacional cuando ha retomado y relanzado la ideología marxista-leninista, desde allí donde la han dejado Lenin y Stalin, cuando ha sido adulterada, traicionada y viciada  por la camarilla renegada revisionistas modernos. Ningún auténtico comunista y marxista-leninista, tanto de la segunda etapa como de esta tercera,  podrá olvidar jamás que, cuando la pandilla revisionista kruschevista en el XX Congreso del PCUS, en 1956, dio su contrarrevolucionario y antisocialista golpe de Estado y pasó a revisar el contenido revolucionario  del marxismo-leninismo, fue, Mao, casi sólo, quién alzo la roja bandera del Marxismo-Leninismo y se lanzó a enfrentar el capitulacio0nismo kruschevista y a contener el desborde internacional del revisionismo moderno.

No solo eso. El amarada Mao Tse-tung, a lo largo de toda su intachable vida de revolucionario proletario, tomando como enseña los principios fundamentales intrínsecos a los tres aspectos constitutivo del marxismo (la filosofía del materialismo dialéctico e histórico, la economía política y el socialismo científico) y los llevó adelante y profundizándolos.

En lo referente a la filosofía materialista, él ha tomado de Lenin la caracterización de la ley de la unidad y lucha de contrarios como ley fundamental de la dialéctica de la naturaleza y de la dialéctica del conocimiento, elaborándola con mayor precisión y profundización. Nada mejor, para demostrar este aserto, que citarle: “La ley de la contradicción es inherente a las cosas, esto es la ley de la unidad de los opuestos, es la ley fundamental en la naturaleza y en la sociedad,  y de ahí también del pensamiento. Ella está en oposición con la concepción metafísica del mundo. Su descubrimiento ha constituido una gran revolución en la historia del conocimiento humano.

Según el materialismo filosófico, la contradicción existe en todos los procesos que se verifican en las coas objetivas y en el pensamiento subjetivo, ella penetra todos los procesos desde  el principio al fin: en esto consiste el carácter universal y absoluto de la contradicción. Toda contradicción y cada uno de sus aspectos tienen sus propias características: en esto consiste el carácter particular y relativo de la contradicción. A los opuestos lees inherente en determinadas condiciones la identidad que hace posible su coexistencia en una dada entidad, en otras, en otras su transformación en los respectivos opuestos: también  en esto consiste el carácter particular y relativo de la contradicción. Pero la lucha de los opuestos es ininterrumpida; ella continúa en tanto dure la coexistencia de los opuestos en cuanto dure su reciproca transformación. Momento en el cual esta lucha se manifiesta con una evidencia particular: en eso consiste también el carácter universal y absoluto de la contradicción. Cuando estudiamos el carácter particular y relativo de la contradicción debemos tener presente la diferencia entre la contradicción principal y aquellas secundarias, entre el aspecto principal y aquel secundario de la contradicción y la lucha de los opuestos, debemos tener presente  la diferencia entre las diversas formas de lucha; de otra manera los errores son inevitables”.

Mao Tse-tung ha establecido que la práctica social abarca la producción, la lucha de clases y el experimento científico, y que es el origen de las ideas correctas; demostrando la relación dialéctica entre el conocimiento y la práctica social; reconociendo la justeza de que las fuerzas productivas son primarias respecto a las relaciones de producción y el modo de producción es primario a la superestructura, estableció que en el proceso continuo de cambios revolucionarios, las nuevas relaciones de producción y la nueva superestructura pueden desempeñar un papel primario. Las primeras liberan a las fuerzas productivas de sus viejas cadenas, la última fomenta el modo de producción; señaló que  el carácter de clase no sólo se determina por la propiedad, el rol en la producción y en la distribución de la riqueza social, sino que  también por el modo de pensar con que se realiza la producción; definió la cultura como un reflejo de la economía y la política, así como la relación dialéctica entre ellas, respecto a la práctica revolucionaria, él subrayó la importancia del análisis concreto de las situaciones concretas, del trabajo de encuestas sociales y trabajo de masas. Asimismo, ¿quién puede no considerar sus aportes al desarrollo dela teoría de la guerra en general y de la guerra popular revolucionaria, marxista-leninista? ¿Y sus grandes y trascendentales aportaciones y contribuciones a la economía política y construcción de la sociedad socialista?

Respecto a Lenin y Stalin que no han vivido el asalto y posesionamiento del poder del Estado y sociedad socialista por una banda revisionista partidaria del camino capitalista. Mao Tse-tung se ha encontrado en una situación nueva e inédita. Y supo enfrentarla y resolverla brillantemente, como el marxista-leninista que era. Primero la denunció, ante los comunistas y trabajadores chinos con su famosísimo discurso de las Dos Espadas, y alertó de seguido a los trabajadores socialistas y ante los proletarios de todo el mundo: “La llegada de los revisionistas al poder, es la llegada de la burguesía al poder”, Y se lanzó al combate para que se persistiese en la continuación de la revolución bajo las condiciones de la dictadura del proletariado, dado que los antagonismos de clase y la lucha de clase continuaban existiendo en la sociedad socialista, para prevenir o arrancar de manos de los partidarios de la línea negra del camino  capitalista de las áreas del poder que usurpaban en el Estado y en puntos clave de la economía y la cultura, para moviliza a las masas trabajadoras socialistas contra la línea  de restauración del capitalismo en la nueva sociedad y asegurar, así, recurriendo a ellas al triunfo completo del comunismo.

Fue esa una lucha titánica y de portada universal, dado que tuvo que enfrentar a los propulsores de la restauración capitalista, acunados en el seno del mismo Partido Comunista, en sus tres frentes de lucha: el Cuartel general contrarrevolucionario revisionista, socialfascista y socialimperialista posesionado de la ex URSS de Lenin y Stalin; el Cuartel general contrarrevolucionario imperialista internacional, encabezado por la Superpotencia estadounidense, y; finalmente, aquel Cuartel general de los partidarios del camino capitalista en China Popular que había puesto sus reales en áreas del poder allí.

Aprendiendo de las experiencias positivas y negativas de la construcción del socialismo en la URSS y de la lucha  entre las fuerzas de la restauración y contrarrestauración, así como de la lucha entre socialistas y antisocialistas en China Popular. El camarada Mao Tse-tung pudo establecer que “la sociedad socialista abarca una fase histórica asaz larga. En esta fase histórica del socialismo existen aún las clases, las contradicciones de clase y la lucha de clases, existe la lucha entre las dos vías, el socialismo y el capitalismo y existe el peligro de la restauración del capitalismo”. Haciendo con ello un descubrimiento histórico: la ley de la continuación de la revolución en las condiciones de la dictadura del proletariado. Inmediatamente sacó consecuencias prácticas, ideó, promovió y dirigió la Gran Revolución Cultural Socialista Proletaria.

Esta revolución del pueblo chino, conducida personalmente por el mismo Mao, en las condiciones de la sociedad socialista era el instrumento que le permitiría transformar la superestructura para hacer conforme a la base socialista, revolucionarizar la mente y la conciencia de las masas y de las nuevas generaciones, y así extirpar de raíz el revisionismo y el liberalismo burgués.

Sin duda se ha tratado de un suceso sin precedente en la historia, cuya validez permanece intacta –pese a que hoy día los revisionistas chinos están en el poder, impulsan una economía y una política imperialista-,  sus enseñanzas son guía para todos aquellos que aspiramos y luchamos por una sociedad socialista aquí en Panamá.

 

ESTATUTO 

DE LA CONFERENCIA INTERNACIONAL DE PARTIDOS Y ORGANIZACIONES REVOLUCIONARIAS

- ICOR  - 

 

Homenaje del PC(ML)P al Maestro Stalin

 

www.youtube.com/watch?v=WzGpLTnnx-s

 

 

FUNERAL DEL CAMARADA STALIN

www.youtube.com/watch?v=YNJ6mXokNXs

 

POR LA INDEPENDENCIA NACIONAL Y LA NUEVA DEMOCRACIA POPULAR AL SOCIALISMO

 

PROGRAMA FUNDAMENTAL DEL PARTIDO COMUNISTA (MARXISTA-LENINISTA) DE PANAMÁ

 

 

I.

 

Dado el actual estadio económico, social, político y cultural a que ha llegado la Formación económico-social que se ha establecido y desarrollado en el Istmo de Panamá -dentro de las condiciones de la época histórica del imperialismo y la Revolución Proletaria Socialista mundial, a la clase obrera panameña, como a su vanguardia política, el Partido Comunista (Marxista-Leninista) de Panamá, en el transcurso de su larga lucha revolucionaria por emanciparse a sí misma y a todos los explotados del país, le resulta imperativo el ligar dialécticamente lo particular y lo general. Las tareas nacionales de clase revolucionaria con aquellas internacionales, que lo mismo le imponen. En esto, dado su carácter objetivamente ininterrumpido, demarcar prístinamente la etapa de la Revolución de Nueva Democracia con la dirección de la clase obrera, condición y premisa de la siguiente etapa como revolución socialista proletaria. Unir el Programa Mínimo, inmediato, de la primera etapa, sucesivamente, con el Programa Máximo, general, de su segunda etapa.

 

El Programa General del PC (ML)P, es guiar a la clase obrera a la conquista del poder político mediante la Revolución Socialista, abatir la dictadura de la clase capitalista e instaurar la Dictadura del Proletariado, y asegurar el triunfo completo del Socialismo sobre el capitalismo.

 

El objetivo final del PC(ML)P, es la realización del Comunismo, la sociedad más completa, progresista, justa y avanzada de toda la historia de la humanidad, sociedad auténticamente internacional, donde no habrá mas división de clases ni lucha de clases, ni explotación del  hombre por el hombre, y el Estado se extinguirá en aras de la autogestión social comunista de los trabajadores. Objetivo solo alcanzable mediante la continuación de la Revolución en las condiciones de la Dictadura del Proletariado para prevenir el revisionismo, impedir la restauración capitalista y asegurar el triunfo del Comunismo a escala del todo el planeta. Aunque perdurarán las contradicciones entre la base económica y la sobre-estructura, entre las relaciones de producción y las fuerzas productivas, y como reflejo de ellas la lucha entre lo avanzado y lo atrasado, entre lo nuevo y lo viejo; la sociedad en que cada uno dará según su capacidad y recibirá según sus necesidades, y el hombre comunista podrá realizarse en toda su plenitud. 

 

Su programa mínimo, inmediato, plasma y realiza las tareas y objetivos políticos, nacionales, económicos, sociales y culturales de la clase obrera en la Revolución de Nueva Democracia. El PC(ML)P, concreción del liderazgo de la clase obrera y de tal tarea insoslayable, al frente de las clases populares revolucionarias las conduce a la destrucción del reaccionario Estado de dictadura conjunta de la gran burguesía y la clase terrateniente feudal, y en la construcción del nuevo poder revolucionario: el Estado democrático-popular; liquida completamente la explotación y sojuzgamiento neocolonial del imperialismo norteamericano y demás potencias imperialistas de que hacen víctima a nuestra patria.

 

Con lo que las masas populares devenidas en nuevas clases dominantes, apoyadas en la alianza permanente de la clase obrera y los campesinos pobres, con la conducción política e ideológica del proletariado industrial, abren un radiante camino de desarrollo económico nacional-independiente, de progreso social y bienestar material y espiritual para todas las capas profundas del pueblo panameño. Radiante camino de todo un período de transición a una nueva sociedad basada en la industrialización integral y diversificada de la economía nacional, que posibilite el pasaje del actual modo de producción semi-feudal y semi-capitalista neocolonial a una economía agroindustrial autosostenida e independiente, y de allí a una economía industrial — agraria de nuevo tipo que sirve de sostén a una organización social y cultural verdaderamente libre y auténticamente democrática, culminante con el pasaje revolucionario a su segunda etapa como popular — socialista.

 

En este periodo de transición el nuevo Estado, el Estado de Dictadura de Nueva Democracia del pueblo trabajador, creará así las premisas objetivas y subjetivas para su conversión en Estado Socialista, en Estado de Dictadura del Proletariado, y para que la economía nacional — popular de nueva democracia devenga en autentica economía socialista plena.

 

II.

 

El pensamiento guía del PC (ML)P que le sirve de base ideológica y herramientas de realización de su programa fundamental es el Marxismo — Leninismo, hoy Maoísmo, la más potente, científica y revolucionaria arma teórica de que se han dotado la clase obrera internacional, los millones de explotados y oprimidos del mundo, para conquistar su liberación nacional y su liberación social.

 

Una teoría revolucionaria internacional a la medida de una clase internacional y de su misión histórico universal. Así la clase obrera panameña, los proletarios y pueblos oprimidos del mundo han recibido de Carlos Marx y Federico Engels los primeros elementos fundamentales de la Concepción General Comunista del mundo, con ella un método científico - dialéctico de análisis y de guía practica revolucionaria que le han permitido conocer y combatir exitosamente al capitalismo y los residuos de otros modos de explotación del hombre por el hombre; de Lenin y Stalin, co-autores del paso del marxismo a una segunda y superior etapa de desarrollo histórico teórico-científico, al Marxismo—Leninismo, la teoría y la practica concreta, la táctica y la estrategia concernientes a la revolución y construcción socialista en la época del imperialismo y la Dictadura del Proletariado; de Mao Tse-Tung la teoría y la aplicación creadora de las enseñanzas del Camino de octubre ruso a la revolución proletaria en las condiciones de los países feudales y semifeudales nacionalmente oprimidos, la teoría y practica de la guerra revolucionaria prolongada, la teoría, la línea política y práctica concreta de la continuación de la revolución en las condiciones de la dictadura del proletariado. El camarada Mao no se ha conformado con asumir y defender la herencia imperecedera del Marxismo-Leninismo, con aplicar a las condiciones concretas de China sus principios universales, sino que la ha alzado, llevándolo a una nueva y superior etapa de desarrollo, legando con ello a la humanidad comunista y trabajadora la herencia poderosa y  universalmente valida del Marxismo-Leninismo- Pensamiento Mao Tse-tung.

 

Un hilo rojo une irrompiblemente, a lo largo de la historia del movimiento obrero y comunista internacional, al camarada Mao a sus grandes predecesores Marx, Engels, Lenin y Stalin. Así, hoy, en el siglo XXI como antes no se podía ser socialdemócrata revolucionarios sin ser marxista, como después no se podía ser marxista sin ser leninista, al presente no se puede ser comunista, si no se es Maoísta. Puesto que entre el M-L y el PM hay continuidad y discontinuidad, pero no-ruptura metafísica. El maoísmo es el Marxismo-Leninismo del siglo XXI.

 

El Marxismo-Leninismo, hoy maoísmo, o simplemente maoísmo, Pensamiento-guía y base teórica del PC(ML)P, es la aplicación concreta en Panamá de esa síntesis general de la teoría y experiencia acumulada por el proletariado mundial, dimanante de su lucha de clases, de su labor revolucionaria y constructiva socialista, y sus realizaciones multifacéticas en todos los campos del pensamiento científico contemporáneo en el camino por la emancipación socialista de la humanidad.

 

III.

 

La meta de la edificación de socialismo en Panamá solo será posible luego de la conclusión victoriosa de la revolución de la nueva democracia y la construcción de una sociedad de nueva democracia popular, una sociedad no capitalista y encaminada al socialismo.

 

La revolución de la nueva democracia con hegemonía obrera, primera etapa de la revolución proletaria en Panamá, llena todo un prolongado periodo, desde su preparación y organización hasta su exitosa culminación, de cada vez mas agudizados conflictos de clases, de luchas políticas y luchas militares por la toma del poder político del Estado, que cambiaran el rostro de la nación y de la clase portadora de la transformación del vigente modo de producción.

 

La nación panameña inserta en el sistema imperialista mundial, en una situación histórica, concreta de subyugación neocolonial al capital monopolista norteamericano, de subyugación al poder económico y político del capital monopolista de la clase terrateniente feudal y del capital monopolista comprador, solo ha alcanzado ha generar una organización social jerarquizada — corporatista, plutocratizadora en su cúspide y subproletarizante en su base, de estagnación y deformación de la estructura de clase de la sociedad; en correspondencia con tal base social una cultura nacional deformada e híbrida, libera ­clerical -feudalista, cosmopolita - imperializada preferentemente volcada al modo de vida norteamericano”, alienante y a-científico.

 

Es la resultante del dominio del imperialismo norteamericano sobre la vida y desarrollo de la nación panameña, y del tipo de sociedad que han generado las clases dominantes tradicionales, sus aliados y cómplices internos.

 

     Tal dominio imperialista en el Istmo de Panamá ha tenido una doble incidencia reaccionaria en el desarrollo del capitalismo aquí. Por un lado, desde que impuso su control monopólico neo-colonial en Panamá, desde 1903, a la vez que actuaba como factor determinante para el establecimiento de formas avanzadas de las relaciones capitalistas de producción (monopolista de Estado en el Canal y la Zona adyacente y monopolista privado en el agro), mediante la exportación de mercancías y capitales -prevalentemente en forma de préstamos usurarios e inversiones directas de capital- mediatiza, entraba y estrangula el desarrollo histórico-natural del capitalismo industrial nacional. Mientras, por otro Lado, se colude con las clases feudales para que, a través del Estado neo-colonial, propiciasen su apadrinado, Lento y reaccionario camino burocrático de desarrollo capitalista dependiente en Panamá: así nació y se afirmó el capitalismo burocrático-comprador. Un capitalismo deformado y profundamente ligado al imperialismo estadounidense, sustentado en el capital monopolista terrateniente de la aristocracia panameña de origen español, el capital monopolista de los compradores agentes de los monopolios imperialistas y el capital monopolista del Estado oligárquico.

 

Los monopolios imperialistas norteamericanos, juntos y a través del capital burocrático, en búsqueda de extraernos las ganancias máximas acaparan y saquean nuestros recursos básicos - la posición geográfica, las riquezas del subsuelo, agrícolas e ictiológicas, explotan, expolian y despilfarran nuestras riquezas productivas vivas - la fuerza de trabajo de la clase obrera y de las masas populares panameñas -, acumulando superbeneficios robando y saqueando la plusvalía generalizada producida por el pueblo trabajador de este país. Sea, ya en la forma de renta del suelo, ya en la forma de rente capitalista, o en la de ganancia monopolista trasnacional.

 

La realidad desnuda de la llamada economía “nacional” -antagónica convivencia de formas económicas pre -capitalistas, semi-capitalistas, capitalistas monopolistas criollas e imperialistas - es que esta subordinada y en función de las necesidades de la expansión del mercado mundial del imperialismo norteamericano. De hecho, una simple prolongación de la economía yanqui, perceptora de mercancías y capitales yanquis, prestadora de servicios al gobierno de ésa potencia, productora de materias primas y exportadora de capitales especulativos hacia el mercado financiero yanqui. En fin, este sojuzgamiento económico de nuestro país a las grandes empresas monopólicas trasnacionales, como su colusión con el gran capital comprador- terrateniente, ha convertido la economía nacional en una economía dependiente y parasitaria.

 

Esta economía semifeudal y subordinada al capitalismo monopolista estadounidense, pese a sus acciones deformadoras de nuestro desarrollo económico no ha podido impedir un cierto grado de desenvolvimiento capitalista nacional. De un capitalismo industrial raquítico y bloqueado. Ello por su carácter dependiente  (dependiente por su necesidad para su abastecimiento de medios de producción para la industria liviana de los monopolios y del mercado mundial preferentemente norteamericano ), rudimentario ( artesanal - ­manufacturero y ausencia total de la rama de la industria pesada ), desproporcionado e ­inarmónico (además de: anarquía productiva, rendimiento por debajo de su capacidad real, baja tasa de acumulación de capital productivo, poca absorción de la mano de obra y sobre-explotación de los trabajadores ocupados;  producción por debajo de las necesidades de las masas , desvarío entre la industria y el comercio, entre la agricultura y la industria, entre el campo y la ciudad, aumento catastrófico del ejército de reserva y la “fuga de capitales”), a lo que se agregan la fragmentación del mercado interno y el copamiento monopólico del mercado externo nacionales por parte de esa superpotencia, sus aliados imperialistas y sus lacayos internos.

 

Ese capitalismo industrial nacional, incipiente, y asimismo explotador, pugna desesperadamente por sobrevivir pese a la cruel y dura lucha de competencia y a la asfixia financiera a que le someten los monopolios imperialistas, burocráticos -compradores.

 

Las grandes empresas monopolistas foráneas (agrícolas, industriales, comerciales y financieras) afincadas en nuestro medio, así como los monopolios privados semi — feudales ingenios azucareros, tabacaleras, cervecerías, etc.) y del capital burocrático (las empresas productivas en mano del reaccionario Estado corporatista), en la medida en que se afirman en el país, en que desarrollan y expanden las relaciones capitalistas de producción, provocan con ello la inexorable y Lenta agonía y desaparición de la mediana y pequeña producción, la pauperización atroz de las masas de la burguesía media, desintegración de los artesanos y campesinos parcelarios de viejo tipo, generándose así una masa de seres pauperizados y expropiados y en constante búsqueda de un jornal para no morir de hambre.

 

     Este modo de producción semifeudal, neocolonial y capitalista burocrático- comprador, establecido en nuestro país, sometido en su dinámica interna a las leyes del capitalismo, en su estadio imperialista, como a las leyes especificas de una economía de transición deformada. implica una hipertrofia concentración de todas las riquezas naturales y sociales y la centralización de la propiedad’ privada sobre los mismos, así como la acumulación de capitales y lujos, por un lado, en manos de la gran burguesía feudal (la oligarquía burocrática-compradora-terrateniente, caciques políticos y representantes de las firmas monopólicas foráneas) y de la burguesía imperialista, principalmente norteamericana. Por otro lado, provocando la acumulación y crecimiento de la miseria física y de la miseria social, de la opresión, el sojuzgamiento, de las vejaciones y la explotación de las masas populares y trabajadoras.

 

Con relación a la burguesía imperialista internacional, prevalentemente aquella yanqui, y a la gran burguesía feudal criolla, las masas populares trabajadoras las conforman todas esas fracciones, capas y clases sociales victimas de la expoliación económica, de la explotación social y de la opresión política y nacional. Entre ellas, la clase obrera, los sub. y semi proletarios, la clase campesina, principalmente el campesino pobre, las diversas capas de la pequeña burguesía urbana, la capa de la burguesía media o empresariado nacional, las nacionalidades minoritarias indígenas y algunos sectores semifeudales productivistas progresistas.

 

Pero, mientras el desarrollo del capitalismo escinde, desintegra y proletariza a las clases trabajadoras no asalariadas -esto es, al campesinado-, a la pequeñaburguesía, a las nacionalidades indígenas y a los medianos capitalistas, con la afirmación de la gran empresa monopolista, con los talleres y haciendas feudales aburguesadas, se crea y aumenta numéricamente una clase trabajadora especial. Esta moderna y especial clase trabajadora que, desprovista de toda relación de propiedad respecto de los medios de producción y de vida, forzada a vender su fuerza de trabajo por un salario, y, valorizadora de capital, y disciplinada en base de sus propias condiciones de subsistencia y trabajo dentro de esas empresas y talleres que se expande con (a progresiva afirmación del modo capitalista de producción en el país, es la moderna clase obrera o proletariado industrial.

 

       Esa misma cohesión y disciplina forjadas en las condiciones cuartelarías y de opresión imperante en esas empresas capitalistas e imperialistas, le brindan a la clase proletaria la oportunidad de identificarse y educarse en el transcurso de la lucha de clase contra la explotación económica y la opresión política feudal-burguesa e imperialista.

 

Desde su surgimiento, el moderno proletariado panameño -con ello nos referimos al obrero industrial y fabril surgido en la década del 30 del siglo XX, y no a esa masa fluctuante de semiproletarios y subproletariado constructora del ferrocarril (1851) y del Canal (1881-1914), ni a la masa de peones y jornaleros del campo, nacionalmente no homogénea, ni cohesionada en esos momentos tan siquiera como “clase en si”- se ha Lanzado a la lucha por mitigar su explotación y sufrimientos, organizándose en mutualidades, Sindicatos y cooperativas mediante las cuales ha logrado mejores condiciones en (a venta de su fuerza de trabajo, jornada de trabajo mas humana, la promulgación de una legislación laboral y de seguridad social, etc. De tales acciones y luchas reivindicativas, espontáneas e inconscientes, de las masas obreras ha surgido (a actual Lucha de clases de la clase obrera encaminada a tomar posesión del poder político y de la economía. (Mediante su Lucha de clase, la clase obrera industrial crea la premisa socio-política y cultural para devenir en "clase para Si”, esto es, en obrero colectivo con conciencia de clase socialista, en partido comunista revolucionario.

 

La demanda histórica de la liquidación radical de este parasitario, destructivo y agonizante modo de producción es la base objetiva de la acción subvertidora de la clase obrera y de su destacamento de vanguardia, el PC(ML)P, y la cuerda clave para romper el yugo del conjunto de las relaciones de producción, que sirven de base real a la actual formación social, y más allá de todo el modo capitalista de explotación.

 

En su esencia, el carácter y objetivos estratégicos de este proceso de Lucha de clases de la clase obrera, viene determinado por el conjunto de las contradicciones fundamentales que están a la base de la imperante organización económica de la sociedad panameña; por las diversas estructuras de clase que sustentan y por los diversos movimientos de masas que ellas generan. Las etapas por la específica contradicción principal que en ellas, sucesivamente, han de resolverse.

 

Tales contradicciones fundamentales que sirven de sustento a la acción revolucionaria del proletariado comunista son:

 

(1) La contradicción entre la clase obrera y la clase capitalista en su conjunto. La que genera el Movimiento obrero y comunista, y se resuelve mediante la revolución socialista.

(2) La contradicción entre la nación panameña, principalmente su componente real las masas populares, y el imperialismo, en particular y concreto el norteamericano. La que genera el Movimiento nacional - revolucionario anti-imperialista, y se resuelve mediante la Revolución de liberación nacional.

(3) La contradicción entre la clase campesina, centralmente los campesinos pobres y las nacionalidades minoritarias, y la clase terrateniente feudal. La que genera el Movimiento democrático —revolucionario campesino, y se supera con la Revolución agraria anti — feudal.

(4) La contradicción entre las masas populares trabajadoras y la gran burguesía. La que genera el Movimiento revolucionario popular y se resuelve con la Revolución democrática anti  capitalista burocrática.

 

De este sistema de contradicciones fundamentales y diversidad de movimientos revolucionarios de masas generados por ellas, guardando una relativa autonomía entre si, combinándose dialécticamente dentro de un único proceso de lucha revolucionaria prolongada, emerge aquella que es la contradicción principal, aquella que ha madurado la y reclama su resolución inmediata. Para el presente, el imperialismo norteamericano -y más general, las demás potencias imperialistas sus aliadas-, las clases feudocompradoras, y su reaccionario Estado neocolonial de dictadura oligárquica refuerzan su ofensiva expoliadora y opresiva contra las masas obreras y las masas populares en su conjunto. Por lo que, la contradicción principal es aquella que opone a las masas populares trabajadoras al imperialismo norteamericano, al semi  feudalismo y al capitalismo burocrático. El aspecto principal de tal contradicción principal, según las circunstancias, la maduración de tal o cual aspecto dentro de la crisis económica y política permanente ya puede ser uno u otro de sus componentes.

 

IV.

 

A raíz del movimiento nacional separatista de 1903, contra el centralismo feudal y semicolonial colombiano, exprésose un autentico intento de los sectores más progresistas del campesinado de viejo tipo y de las nacionalidades indígenas, de la intelectualidad pequeño burguesa citadina y de los terratenientes liberales por dotarse de un propio aparato político estatal nacionalmente estructurado.

 

Ese intento de erigir, en el istmo, un Estado nacional (burgués) independiente fue frustrado por la imposición de los planes expansionistas del imperialismo norteamericano, deseoso de establecer su sistema neocolonial en América Latina y en el resto del mundo, así como, también, por la debilidad e inconsecuencia de la burguesía comercial liberal capitalina y la imposición de agentes compradores, al servicio de los monopolios y de los aparatos de seguridad militar estadounidenses, al frente de dicho movimiento emancipador. Así el movimiento separatista fue burlado y el gestante Estado nacional convertido, o mejor degeneró, en un Estado casi formalmente independiente, pero de hecho en un Estado fantoche, neo- colonial y semi feudal y la surgiente república en una autentica “República bananera”.

 

Ese Estado, por ende, desde 1903 a la fecha, no ha sido ni es un Estado independiente nacional burgués modernamente estructurado, ni nunca su forma de gobierno ha tenido un carácter democrático — burgués. Si no que ha sido un Estado neocolonial, revestido de un ropaje democrático representativo para ocultar su real catadura de democracia semifeudal, esto es dictadura conjunta de capitalistas burocráticos, compradores y terratenientes, y sustentada en una pequeño-burguesía con mentalidad semifeudal. En fin, caricatura de Estado burgués y de República parlamentarista; mascarada con que el imperialismo norteamericano, la gran burguesía y la clase terrateniente feudales ocultan su retrógrado y oprobioso régimen dictatorial oligárquico-corporatista.

 

Hoy día este sistema capitalista burocrático, putrefacto y corroído por sus contradicciones básicas y por efecto de la  fase de la Crisis general del Sistema capitalista mundial, ha perdido la mínima traza de estabilidad económica y política. Ha devenido en freno y obstáculo al desarrollo de las fuerzas productivas, para la adecuación con modernas relaciones de producción, en traba de todo progreso social. Correspondientemente toda sobre-estructura política, estatal e institucional se ha hundido en una crisis política irrecuperable. De esa crisis económica y política permanente, ni las medidas intervencionistas políticas y militares de las autoridades gubernamentales estadounidenses, ni ninguna formula gubernativa de las clases dominantes oligárquicas, podrán lograr restablecer el equilibrio roto, el capitalismo burocrático se desfonda a ojos vistas, agoniza y no tiene tabla salvadora alguna.

 

      V. 

 

Para el presente momento político, reflejo inmediato de una realidad económico- social signada por su crisis general crónica, por la exacerbación extrema de sus contradicciones sociales y nacionales y una situación revolucionaria permanente, al PC(ML)P, destacamento de vanguardia del proletariado revolucionario, y como fuerza actuante en el proceso de cambios revolucionarios, le incumbe el cometido estratégico de romper esas relaciones de producción semifeudales, neo coloniales y capitalistas burocráticas que entraban el Libre desarrollo de las fuerzas productivas del país. Para poder lograr eso, antes debe unificar en un solo movimiento político transformador las diversas manifestaciones de lucha de clases de las masas populares y obreras y encaminarlas a la conquista revolucionaria del poder político del Estado, vencer la resistencia de las clases reaccionarias y contrarrevolucionarias edificando un moderno régimen político de democracia de nuevo tipo.

 

Esto es realizar y llevar a la victoria completa e irreversible la Revolución de Nueva Democracia. Condición política imprescindible para el cabal cumplimiento del:

 

PROGRAMA MINIMO DEL PC(ML)P EN LA REVOLUCION DEMOCRATICA

 

1 – DERROCAMIENTO DEL SISTEMA OLIGARQUICO DE PODER DE LOS TERRATENIENTES Y LA GRAN BURGUESIA BUROCRATICO-COMPRADORA.

 

En cumplimiento de esta tarea política y en interés del pueblo panameño exigimos:

(a)    La constitución de un Gobierno Provisional Revolucionario, cuyo cometido sea convocar a una Asamblea Nacional Constituyente, basada en los Comités Populares Revolucionarios a lo ancho y largo de todo el país con la misión de legitimar las bases políticas de la soberanía popular obrero campesina.

(b)    Establecer un Estado Democrático Popular sustentado en el principio de que “el poder pertenece al Pueblo trabajador y es ejercido directamente por el”, y como sistema de gobierno LA República Democrática de los trabajadores de Panamá.

(c)    Conformación de un Gobierno Central de Unidad Democrática de las clases revolucionarias y patrióticas.

(d)    Organización nacional del Poder Democrático de los trabajadores en todos los niveles de la república (Asamblea Popular Nacional, Asambleas Populares Regionales, Asambleas Populares Distritales, Asambleas Populares locales y de comarcas autónomas)

(e)    La más completa e irrestricta libertad política y de disfrute de los derechos democráticos individuales, colectivos, clasista y étnicos; pleno ejercicio de la libertad de ideas, de prensa, de organización política y social, de manifestación, de huelga, de creencias, etc. Con la so1o Limitación y restricción de derechos y libertades democráticas a los elementos y grupos sociales, políticos o religiosos que se activen en la realización de actos de saboteadores, contrarrevolucionarios tendientes a restaurar el poder de las clases explotadoras y del imperialismo.

(f)   Completa igualdad económica, social, política, jurídica y cultural entre hombres y mujeres. Libertad de aborto, asistido y gratuito a la mujer.

(g)    Disolución de la Policía Nacional, de todos los demás cuerpos represivos y parapoliciales públicos y privados. Armamento de todo el pueblo trabajador. Constitución de milicias populares y del Ejército de defensa de la soberanía nacional.

(h)      Recuperación de todos los bienes, capitales y fondos públicos apropiados ilegalmente  por elementos antisociales, políticos y representantes de las clases explotadoras. Castigo con la confiscación de sus propiedades y bienes de todos los culpables de malversación, peculados, especulación y robo del erario público.

 

2.- RUPTURA INTEGRAL DEL YUGO NEOCOLONIAL DEL IMPERIALISMO NORTEAMERICANO Y DE LAS OTRAS POTENCIAS IMPERIALISTAS.

 

    Las masas populares panameñas, base y componente reales de la nación panameña, si para disfrutar de su derecho a la soberanía popular y a gobernar su propia vida política necesitan derrocar la dictadura de las clases oligárquicas, para ver garantizado eso y conjurar todo peligro restauracionista a su libertad política conquistada deben romper revolucionariamente con el yugo que les atan al sistema neocolonial del imperialismo yanqui y las otras potencias imperialistas. Sea al inicio, en el transcurso o después del culminar del movimiento popular revolucionario democratizador anti feudal y anticapitalista burocrático, la nación panameña ha de chocar con la fuerza contrarrevolucionaria anti—nacional del imperialismo norteamericano y sus aliados para poder conquistar o salvaguardar su libertad nacional.

 

   Para conquistar y consolidar nuestra independencia nacional el PC (ML)P exige:

 

(a)    La expulsión total del imperialismo norteamericano de todo el territorio patrio y la consagración dé nuestro derecho irrenunciable a la existencia nacional Libre y auto determinativa en un Estado nacionalmente independiente y soberano.

(b)        Ruptura radical y completa de todos los lazos, mecanismos e instituciones que nos atan al sistema neocolonial mundial del imperialismo norteamericano (OMC, FMI, BID, ALCA, OEA, ONU, ETC.).

         (c)  Expulsión del país de todas las Agencias, Organismos y Cuerpos de seguridad y espionaje de Estados Unidos de

                    Norteamérica, de cualquier otra potencia imperialista y no imperialista.

(d)    Negación de todo derecho político e invalidación para el ejercicio de funciones en el aparato gubernamental y estatal

            a todos los agentes, provocadores y colaboradores a sueldo de cualquier país reaccionario y contrario a los intereses demo-populares.

(e)    Denuncia unilateral de los Tratados Carter-Torrijos y toda otra convención anexa o que de algún modo la continúen. Inmediata apertura de nuevas tratativas respecto al funcionamiento del Canal en base al respeto de nuestra soberanía nacional e independencia.

(f)     Oposición a todo establecimiento y existencia de bases militares yanquis, de cualquier otra superpotencia o potencia extranjera en el territorio.

(g)    No pago de la deuda externa.

(h)    Nacionalización de todas las empresas agrícolas, bancarias, comerciales, industriales, financieras y mineras imperialistas.

 (i)       Quebrar la influencia y contrabando ideológico — cultural de las instituciones imperialistas norteamericanas sobre la

             vida espiritual de la nación panameña.

 

3.-    LIQUIDACION DEMOCRATICA-RADICAL DE LAS VIGENTES RELACIONES DE PRODUCCION EN EL CAMPO.

 

    Para conquistar y avanzar por el camino de una vida económica sana y de bienestar material y espiritual del pueblo, independiente y auto sostenida, esto es romper las trabas que representan las relaciones de producción semifeudales y su camino burocrático de desenvolvimiento del capitalismo en el campo, el PC(ML)P exige:

 

(a)    Confiscación de la gran propiedad territorial privada y burocrática- estatal semi —feudales y semi — capitalistas, y distribución de la tierra —Libre de pago- entre los campesinos sin tierra, usufructuarios y pobres, dejándoles opción de explotación individual o colectiva.

(b)    Nacionalización de la tierra en manos de los monopolios agrícolas, mineros e hidrográficos imperialistas.

(c)    intangibilidad de la propiedad estatal y control obrero sobre el Canal de Panamá. Distribución en posesión de las tierras de la zona adyacente al Canal entre los campesinos que quieran trabajarla.

(d)    Reconocimiento y respeto de la propiedad privada de los pequeños campesinos, de los campesinos medios y de la burguesía agraria con el solo compromiso de acatar y cumplimiento de las leyes Laborales establecidas en protección de la mano de obra asalariada.

(e)    Protección, ayuda financiera, técnica y asesoramiento estatal para con la pequeña y mediana producción agropecuaria, así como a los campesinos ricos o acomodados.

(f)        Eliminación de la renta agraria, con la sola salvedad del paso progresivo de la renta diferencial al Estado. Eliminación de usura, manipulación de los precios y todos los demás males semi— feudales.

(g)    Promoción de la colectivización y mecanización a amplia escala de la agricultura. Limitación de la importación de los productos agrícolas en competencia desleal con aquellos de producción nacional.

(h)    Establecimiento de Estaciones de máquinas y tractores, de propiedad estatal y al servicio de las necesidades de la producción agropecuaria, dando preferencia al campesino trabajador.

 

4.-  RECONOCIMIENTO Y RESPETO AL DERECHO DE AUTODETERMINACION DE LAS NACIONALIDADES Y ETNIAS MINORITARIAS.

 

Las clases dominantes de origen europeo, para asegurar su poder opresivo y su sistema de explotación económica y social, por más de 400 años, han negado reconocimiento y conculcado derechos de igualdad y existencia nacional a una serie de nacionalidades indígenas minoritarias y a diversas etnias (negros, chinos, etc.) Por lo que, para solucionar esas atrocidades el PC(ML)P exige:    

                                                                                                                                                           

(a)     Reconocimiento de plena igualdad de derechos políticos y nacionales a todas las nacionalidades minoritarias indígenas y étnicas. Respeto a sus costumbres y culturas tradicionales.

(b)          Rechazo radical de toda política paternalista y racista semi feudales de asimilación

 

(c)          forzada, abierta o disfrazada, de segregación social y cultural de cara a las nacionalidades y etnias minoritarias.

(c)     Pleno derecho de autodeterminación, autonomía territorial regional o comarcal y a administrar sus propios asuntos económicos, políticos y culturales, así de recibir la enseñanza en su propia lengua materna, según su propia voluntad soberana libremente expresada.

 

(d)     Eliminación del idioma español como idioma oficial de la República.

 

5.- POLITICA DE INDUSTRIALIZACION NACIONAL.

 

La colusión del Gran Capital burocrático — comprador, con el Capital monopolista terrateniente y con el Capital monopolista trasnacional, en particular aquel del imperialismo norteamericano, se encuentra en la raíz del atraso feudal, del subdesarrollo económico y la dependencia de la economía del país. Por lo que el PC(ML)P reclama:

 

(a)     Se confisque la propiedad privada sobre los medios de producción y distribución de los monopolios trasnacionales y del capital comprador.

(b)     Nacionalización del transporte colectivo y selectivo, de la Banca y Compañías Financieras, de las industrias y haciendas, tanto oligárquicas como del imperialismo.

(d)         política de integral industrialización nacional, tomando como base el desarrollo de la producción agropecuaria altamente mecanizada y colectivizada y de la industria ligera; el establecimiento y desarrollo de la industria pesada. Todo ello, adoptada a satisfacer prioritariamente las necesidades materiales y espirituales del pueblo:

(d)     Dentro del proceso de transición, de la economía de nueva democracia a la economía socialista, la economía nacional se apoyará en el desarrollo del sector estatal y en el sector cooperativo en grado creciente, y en el sector privado en grado decreciente.

 (e)    Protección, ayuda financiera y técnica a los pequeños y medianos propietarios industriales, comerciantes, agropecuarios así como a los sectores patrióticos y democráticos de la burguesía nacional.

        (f)      Se establece la escala móvil salarial, a partir de un salario mínimo de 3.50 por hora.

 (g)     Adopción de una política laboral de pleno empleo, inamovilidad en los puestos de                 trabajo y se prohíbe los despidos en     todas las empresas e instituciones. 

(h)     Establecimiento del control obrero en todas las empresas a partir de 50 operarios. irrestricto y pleno derecho de    sindicalización de los trabajadores estatales, cooperativos y privados, así como para todos los empleados públicos.                                                                                                                                                                

(i)     Rebaja hasta del 50% de los precios a los artículos de primera necesidad y de amplio consumo popular.

     (j)   Rebaja de los alquileres de vivienda en un 25%, además, en las viviendas de propiedad horizontal hasta 65% y reducción del pago de la misma a 10 años.

(k)    Establecimiento de la jornada de trabajo a 6 horas, por 6 días laborales a la semana.

(I)     Establecimiento del domingo remunerado y entrega integral a los trabajadores del XIII mes.

(m)    Eliminación total del impuesto indirecto)y del impuesto directo a los sectores inferiores de la población trabajadora.

(n)     Establecimiento del impuesto progresivo: tasa de 10% a los Capitales ociosos y especulativos.

 

6.   POLITICA EXTERIOR DEMOCRATICA E INDEPENDIENTE

 

       Las clases dominantes le han impuesto al país una política exterior de subordinación, colaboración y atamiento a la política de guerra y hegemonista del imperialismo internacional, principalmente al imperialismo norteamericano, por lo que el PC(ML)P exige:

 

  (a)    Alineamiento activo y militante con todos los pueblos, naciones y países oprimidos en Lucha contra el imperialismo internacional, el neocolonialismo, el racismo, la xenofobia, el sionismo y el fascismo, principalmente contra el hegemonismo de las superpotencias imperialistas.

   (b)   Disolución de la ONU, la actual Organización de Naciones Unidas, instrumento del imperialismo yanqui para dominación mundial; instituir una nueva Organización Mundial, sin miembros permanentes y privilegiados, sin derecho de veto, con iguales derechos y deberes, apoyada en principios de reciproco respeto de la soberanía y de la integridad territorial y estatal , de no-agresión, no-injerencia en los asuntos internos de los diversos países, igualdad y ventaja mutua para todos sus miembros. Disolución de la OEA, Organización de Estados Americanos, ministerio de colonias del Departamento de Estado de los Estados Unidos de Norteamérica. Anulación del TIAR y del CON DECA.

     (c)    Completa independencia política, jurídica y diplomática de nuestro país del sistema      político militar mundial del imperialismo norteamericano. Anulación de toda       Convención, tratado y Acuerdo, bilaterales o multilaterales, que nos atan al carro de guerra y a la política de cañoneras del imperialismo yanqui; oposición activa a toda política de bloques militares, como a toda política de guerra, de agresión e intervención en los asuntos internos de otros países.

  (d)    Establecimiento de normales relaciones, de reconocimiento reciproco y beneficio mutuo, diplomáticas, económicas, comerciales, culturales y de las más variada índole con todos los países del mundo.                                                                                                                                                              

 

 (e)      Trato preferencial en el uso del Canal a los países y naciones del Tercer Mundo o en vías de desarrollo.

 (f)    Luchar activamente por la integración, unidad y fusión democrática, Libremente consentida por los propios pueblos, de países y Estados de toda América. Asimismo, bregar por la mas estrecha unión, hasta alcanzar la fusión, con la clase obrera y pueblo trabajador de Estados Unidos de Norteamérica, en base a los principios del Internacionalismo Proletario y del Marxismo-Leninismo-Pensamiento Mao Tse-Tung.

 (g)     Luchar incasablemente por la Paz Mundial, por la resolución de los conflictos inter­estatales por la vía de las negociaciones y el respeto de la soberanía nacional e integridad territorial de todos los países.

(h)     Luchar por contención de los portadores concretos del peligro de una nueva Guerra imperialista mundial (USA, UE, Japón, el imperialismo ruso y el socialimperialismo chino). Esforzarnos, para impedir sus acciones belicistas, en forjar el más amplio Frente Antiimperialista Mundial.

 

7.   PROMOVER UNA CULTURA NACIONAL, DEMOCRATICA - POPULAR Y CIENTIFICA.

 

Para cumplir su rol histórico universal la clase obrera debe cumplir un prestante liderazgo en el campo de la cultura y la educación. Para combatir el chovinismo aldeano, la cultura semi — feudal y el cosmopolitismo burgués comprador, y derrotar la ideología de la globalización imperialista, el PC(ML)P., reclama,

 

(a)   Es tarea prioritaria del gobierno revolucionario democrático el promover una revolución cultural democrático-popular  contra la predominancia de la ideología imperialista y la cultura feudal y su sistema de enseñanza, incluyendo la erradicación del modo de pensar corporativista — fascista, el decadentismo burgués burocrático — comprador y la superstición.

(b)  Promocionar una radical transformación del sistema educativo y de los medio de comunicación de masas para ponerlos al servicio de los intereses nacionales, científicos y democráticos del pueblo trabajador.

(c)        Llevar a cabo una Reforma Educativa Democrática que contemple la Auto administración y programación de los planes de estudios por los propios estudiantes, los educadores y Padres de familia, el derecho de los estudiantes de nombrar y escoger a su propio personal docente, elección de los educadores y personal administrativo directamente por las Organizaciones estudiantiles y la propia población local; Consejo colegiado de estudiantes y educadores en las escuelas y colegios; derecho de la población local y de la Asamblea General de estudiantes de destituir a los educadores “indeseables”.

(d)  Reforma Universitaria Democrática, que contemple la gratuidad de la enseñanza, de los textos de estudios, transporte y alimentación. Todo el poder universitario a la Asamblea General de los estudiantes universitarios; estipendio a los estudiantes humildes, no   trabajadores o residentes alejados del Centro de estudio.

 

VI

 

Para llevar a realidad este Programa mínimo, inmediato, las amplias masas populares de todo el país, con la dirección de la clase obrera, expresada en el Liderazgo del Partido Comunista (Marxista — Leninista) de Panamá, deben unirse solidamente y tomar el poder político, destruir el reaccionario Estado de dictadura oligárquica y sobre sus cenizas implantar el nuevo Estado de dictadura democrática popular. Contra los buenos deseos de las clases populares revolucionarias, de llevar a cabo eso por un camino pacifico y lo menos doloroso posible  -las clases dominantes explotadoras, en defensa de sus grandes privilegios y colocados de espalda a la historia -como toda clase moribunda-,así como el imperialismo norteamericano, trataran por medio de la violencia reaccionaria y el desate de una guerra contrarrevolucionaria de impedir la materialización de esos buenos deseos del pueblo. La historia política de nuestra patria esta llena de ejemplos y pruebas de esa actitud canibalista y represiva de las clases explotadoras, en su confrontación con las aspiraciones de una transformación radical de la actual organización económica de la sociedad en el Istmo. Cuando no ha enfrentado ella misma a su odiado enemigo de clase, ha llamado en su auxilio a las fuerzas armadas del imperialismo yanqui par aplastarlo, o, por iniciativa propia, este ultimo ha agredido e intervenido militarmente en las luchas sociales y políticas del país.

 

De ahí que, la violencia revolucionaria, en respuesta, sea inevitable para sacudirnos el yugo despótico del Estado oligárquico-corporatista o ya sea para enfrentar la agresión armada contrarrevolucionaria del imperialismo norteamericano. Para hacer realidad el paso del capitalismo burocrático, terrateniente-comprador, a la sociedad de nueva democracia es menester llevarlo a efecto mediante una revolución democrática violenta. El nuevo poder popular revolucionario solo nacerá del fusil que empuñen la clase obrera y las masas populares. Para transformar la vieja y agonizante sociedad, para abolir la propiedad privada semifeudal e imperialista y hacer que advenga al mundo una nueva sociedad, debemos seguir el camino del Octubre ruso de 1917 y el Octubre de las masas populares de China de 1949. Un tercer camino no lo hay, ni lo habrá.

 

Las características muy especificas de nuestro país -un pequeño territorio, una escasa población, un relativo peso social de las masas campesinas, indígenas y del subproletariado, la existencia de un débil pero centralizado aparato burocrático- policial del Estado, una débil y poco numerosa fuerza policial, la existencia de una clase obrera relativamente concentrada en los

centros políticos y económicos del país, la presencia permanente y amenazante del imperialismo norteamericano y de su ejército colonial, la existencia de un tejido social poco determinado y amorfo — nos impone que dentro de al lucha revolucionarios prolongada las formas de la lucha armada asuman una característica combinada de acción popular subversiva: alzamiento popular revolucionario armado, guerra civil partiendo del campo a la ciudad o viceversa, y/o guerra de salvación nacional anti -imperialista yanqui, pero culminante en insurrección general. Es la concreción, aquí en Panamá, de la concepción y línea de la guerra popular prolongada.                                                                                                                                                        

.

 

VII

 

Para desatar y asegurar el victoriosos final de la guerra popular prolongada, método y forma principal de la Revolución de nueva democracia, el Partido Comunista (ML) de Panamá —apoyado firmemente en el Marxismo-leninismo Pensamiento de Mao, en la clase obrera y las masas populares del país- como condición primordial e imprescindible debe apoyarse y caminar con los dos pies: El Frente Unido Revolucionario y el Ejército Revolucionario Popular.

 

El Partido por si mismo no hace la revolución. Sin el pueblo unido (Frente único) y sin el pueblo armado (Ejército revolucionario liberador) jamás podrá triunfar una autentica y consecuente revolución democrática de nuevo tipo en este país. Frente Unido, Ejército popular y Partido obrero marxista-leninista-maoísta, son las tres ‘tres varitas mágicas” que aseguraran el triunfo de la revolución popular.

 

La construcción del Frente Unido, en nuestro caso Frente de Liberación Popular, es una tares estratégica del Partido que tiene por cometido el unir alrededor de si y del Frente Unido a todas las fuerzas que puedan ser unidas, neutralizar favorablemente a aquellas que no hayan podido ser ganadas, el aislar y aniquilar al enemigo principal del momento político dentro de la presente etapa de la revolución, la burguesía burocrática-compradora y terrateniente. Mediante el Frente Unido el Partido da concreción y mayor contundencia & su apoyo a todo movimiento revolucionario contra el, sistema social y político vigente.

 

Dado que en los actuales momentos no existen en el país partidos políticos de la burguesía nacional, ni partidos de masas y revolucionarios de la pequeña burguesía, ni otros partidos obreros no contaminados por el revisionismo moderno o el trostkysmo, la característica remarcable de este Frente Unido es que será de alianza de clases y fracciones de clases y no unidad de partidos políticos. El Frente Unido de clases encuentra sus sustrato y fuerza de reclutamiento entre los aliados naturales de la clase obrera en los diferentes estratos del campesinado, principalmente los campesinos pobres, los sub y semi proletarios del campo, las nacionalidades indígenas, los semi proletarios urbanos, la pequeño burguesía y burguesía media urbanas, los amplios estratos de las masas juveniles, los intelectuales, los cuales han de ser unidos en el Frente Único basado en al alianza obrero-campesina. Si el peligro de una Vandee, retrograda y burgués-feudal es una posibilidad real y permanente, el Partido pone en oposición la perspectiva, no menos actual y realizable, toda su confianza en la generación de una Cevene demo-revolucionaria.

 

Partiendo de tal característica del Frente Unido de clases, y no de partidos, por lo menos hasta estos momentos, la táctica a aplicar es promover la autoorganización de las masas bajo la orientación del Partido; en los organismos de masas ya existentes, concebirlos como Frentes de Trabajo político del Partido, respetando su autonomía estructural organizando a                                                                                                                                                                    su interno corrientes revolucionarias de clase, esto principalmente en los sindicatos y allí donde se encuentren las masas o sectores de masas. Trabajar duro e incansablemente para llevarlas al campo del Frente Unido y de la Revolución.

 

La clase obrera y las masas populares tienen necesidad, también, de un Ejército de Liberación Popular que sea capaz de organizar la autodefensa de las masas, enfrentar y derrotar a las fuerzas armadas oligárquicas e imperialistas. Es tarea estratégica del Partido organizar y dirigir, preparar militarmente y movilizar el pueblo en armas. Este ejército de liberación popular estará compuesto, esencialmente, por obreros, campesinos, nacionalidades indígenas, masas estudiantiles y juveniles en general, hombres y mujeres. Será un ejército descentralizado operacionalmente y centralizado en el mando estratégico y capaz, en el momento preciso, de la máxima centralización unificada según las exigencias de la guerra revolucionaria. Principio político rector, central, del Ejército de Liberación Popular es que el “Partido manda al fusil”. Como dicta la experiencia de las guerras revolucionarias, este ejército revolucionario no nace espontáneamente, completamente estructurado desde un inicio, sino que pasa por un proceso de crecimiento y desarrollo alimentado en el calor directo de los combates de clase (grupos de autodefensa del partido —grupos de autodefensa de las masas —destacamentos de combate-escuadras y pelotones de zonas de guerra irregular-coordinación de fuerzas armadas revolucionaros guerra regular—Ejército revolucionario popular-Ejército de Liberación Popular).Lo característico de estas fuerzas armadas revolucionarias es el espíritu de coraje, heroicidad, creatividad, entrega total a los intereses del pueblo y sacrificio sustentado en una ideología y una moral revolucionaria de hierro, el Marxismo- Leninismo-Maoísmo.

 

Frente al militarismo burgués, frente al militarismo revolucionarista pequeño burgués, para la teoría militar proletaria -enriquecida cualitativamente por las aportaciones del mas grandes estratega militar revolucionario el camarada Mao Tse-Tung-, ni la unidad del pueblo y ni la fuerza armada revolucionaria por si mismas son capaces de asegurar el triunfo de una revolución popular-socialista consecuente, sino es por su subordinación conciente y disciplinada al Partido revolucionario del proletariado comunista.

 

El Partido Comunista (ML) de Panamá deber dirigirlo todo y todas las organizaciones reivindicativas, políticas y militares con que se dote la clase obrera y las masas populares en su lucha por derrotar el reaccionario poder político-militar oligárquico-imperialista, deben estar subordinadas a él, y solo a él. El Cuartel político, militar, estratégico y táctico de la revolución de nueva democracia y de la revolución socialista en Panamá, es el Partido Comunista (ML) de Panamá. Por ello, es necesario que todos los enemigos del capitalismo burocrático, del capitalismo en general y del imperialismo, si quieren ver cumplidos sus sueños de un Panamá independiente, democrático-popular y encaminado al comunismo, y se reclaman de la posición de la clases obrera deben unir sus esfuerzos a al Lucha de este Partido, el único que quiere y lucha por el establecimiento de la dictadura democrática revolucionario obrero-campesina, con dirección del proletariado revolucionario, y de la Dictadura del Proletariado como necesidad para el triunfo del socialismo y el comunismo en Panamá y a escala mundial.

 

VIII.

                                                                                                                                                               

La CLASE OBRERA panameña para cumplir su misión histórica de emanciparse a si misma, y a todos los explotados y oprimidos de nuestro país -en consonancia con aquella de la clase obrera de los diversos países del mundo- solo estará en condiciones de lograrlo si sabe dotarse y aceptar disciplinadamente la conducción de su propio destacamento político de vanguardia. Esto es de un Partido Comunista de Nuevo Tipo que acorde de los grandes virajes ocurridos dentro de la época histórica descrita por Lenin y Stalin sea diverso, a los traidores al Movimiento Comunista Internacional y enterradores del socialismo en el otrora Campo Socialista, partidos ‘comunistas” degenerados en revisionistas modernos y, hoy, en destacamento de combate de la antirrevolucionaria burguesía “globalizadora” -tales como el Partido del ‘Pueblo”- y que aceptando el Marxismo-Leninismo, hoy maoísmo, sea capaz de convertir el arma de la critica en arma de transformación revolucionaria.

 

El PC(ML)P si por el carácter de la lucha de clase, de la clase obrera es nacional, por el contenido, en últimas instancias económico, es internacional. De ahí que, siendo el PC(ML)P un destacamento del Movimiento obrero comunista internacional, su lucha por llevar al culmine la Revolución de Nueva Democracia y la Revolución Socialista Proletaria en este país se encuentra

profunda e irrompiblemente ligado a los destinos de la Revolución Proletaria Mundial. En otras palabras, todo avance de la revolución popular y socialista en Panamá incide y hace avanzar a la revolución proletaria mundial, y todo avance y progreso de la revolución mundial coadyuva a acercar el momento de la definitiva liberación nacional y la Liberación social socialista de la clase obrera y masas populares panameñas. Consiguientemente, en el aseguramiento del avance y feliz culminación de la revolución popular a través de sus etapas in interrumpidas, en este país el construir una retaguardia estratégica internacional, basada en la organización del apoyo y la solidaridad del proletariado comunista y los trabajadores de los países imperialistas, en particular aquellos estadounidenses, así como en la de los proletarios y pueblos de los países de América latina, África, Asia, resulta tarea estratégica del Partido.

 

El PC(ML)P ha nacido para darle Libertad nacional a esta patria, libertad política a este pueblo oprimido y libertad a los esclavos asalariados del Capital, y conducirlos por el sendero luminoso hacia el futuro comunista de la humanidad hoy sufriente. Únanse a nosotros, reforcemos un tal Partido, y finalmente todo eso lo veremos, viviremos y gozaremos.

                                 

 

IX.

El capitalismo, tanto como sistema económico-social , global como formación social concreto, histórica y políticamente se ha mostrado incapaz de resolver sus contradicciones fundamentales —que teniendo como base económica aquella entre el carácter social de la                                                                                                                                                                producción y la forma privada de apropiación de lo producido, se expresan en un conjunto de contradicciones entre el Capital y el Trabajo, entre las mismas potencias imperialistas y grupos financieros, entre el puñado de potencias imperialistas y los pueblos neocoloniales, semicoloniales y dependientes del mundo- y especificas, en ningún momento de su existencia, aún hoy día, ha podido ni querido brindarle al pueblo trabajo permanente, seguridad social, bienestar material y espiritual, democracia auténtica, libertad y paz.

 

Asimismo, la burguesía semifeudal neocolonizada, En nuestro país, no solo no ha osado romper las supervivencias feudales y el predominio económico — político del imperialismo, esto es resolver las vitales cuestiones de la tierra, la independencia nacional y de la democracia en interés de las masas populares, sino que con su ciega y servil actitud ha cerrado todo camino de desenvolvimiento de un libre y autonómico capitalismo industrial nacional. Por lo que, en consecuencia, el objetivo estratégico de la Revolución democrático-burguesa de nuevo tipo, no pudiendo ser alcanzado ~ la hegemonía de la burguesía nacional ni desembocar en un capitalismo industrial independiente, solo pude ser alcanzado con la conducción del proletariado teniendo en perspectiva la senda in interrumpida hacia la primera fase de la sociedad comunista.

 

   Solo el socialismo puede Liberar definitivamente a Panamá, consolidar la independencia nacional, con aquella económica, liquidar la esclavitud asalariada, poner la producción de bienes materiales e intelectuales al servicio del pueblo. Solo el socialismo puede hacer de Panamá un país próspero, avanzado, libre y participante concierte de los Estados Unidos socialistas de toda América.

 

El socialismo es el pasaje revolucionario del poder de la minoría de los explotadores a la mayoría de los explotados, el paso de la barbarie a la civilización, de la vieja sociedad basada en la propiedad privada y la explotación del hombre por el hombre a una sociedad basada en la propiedad colectiva sobre los medios de producción, El socialismo es la clase obrera organizada en clase dominante; es el reino de la democracia, de la libertad y del bienestar para los trabajadores, premisa material, política y cultural del comunismo. El socialismo, barriendo drásticamente con el viejo modo de pensar, los viejos valores y las viejas concepciones generales del mundo, mandando al basurero de la historia a todas las viejas instituciones estatales, partidos burgueses y revisionistas, construyendo una nueva organización económica, social y política, representa la sociedad más progresista, mas justa y humana de la historia. El paso último de la sociedad dividida en clases sociales antagónicas a la sociedad sin clases ni lucha de clases.

 

En el socialismo, primera fase del comunismo, todo el poder es ejercido y utilizado solo por la clase obrera y sus aliados a través de la Dictadura del Proletariado, bajo la dirección del Partido, única fuerza dirigente del Estado y de la sociedad socialista. Por ende, ningún espacio ni ninguna libertad puede serle reconocida a la burguesía, a los contrarrevolucionarios y a los revisionistas modernos de viejo y nuevo cuño.

 

El socialismo ni es el “Estado de todo el pueblo”, ni la expresión de la extinción de la lucha de clases”, sino la Dictadura del Proletariado, de la clase directamente interesada en la supresión de toda forma de propiedad privada, consecuentemente revolucionaria, que tiene                                                                                                                             la conciencia de sus tareas y la capacidad de llevarlas a términos, que expresa los interese generales y particulares de todos los trabajadores. El socialismo es todo un largo periodo histórico, que abarcando el momento del abatimiento del capitalismo a los inicios de la etapa superior del comunismo y, en el que subsistiendo las clases, nuevas y superiores formas de la lucha de clases, le impone a la clase obrera la urgencia de proseguir la revolución en las condiciones de la Dictadura del Proletariado para prevenir y arrancar de manos de los partidarios del camino capitalista las áreas de poder que hayan usurpado, movilizar a las masas trabajadoras - socialistas contra la línea de restauración del capitalismo y asegurar con el recurso de ellas el triunfo definitivo del comunismo.

 

De ahí que las tareas de la Dictadura del Proletariado sean:

 

(1)    Derrocar completamente a los explotadores burgueses, destruir su máquina estatal, arrancar de raíz sus instrumentos de poder económico, política y cultura, derrotar su resistencia y toda tentativa suya de restaurar el capitalismo, e instaurar un estado y una economía auténticamente socialista.

(2)       Instaurar la más completa democracia socialista que permita ganar para el socialismo a todas las masas trabajadoras no — proletarias y que les hagan parte activa y conciente en la edificación de la nueva sociedad a través de la educación política proletaria, la organización, la satisfacción de sus sentidas necesidades, la superación de su estado de abatimiento espiritual, miseria e ignorancia, haciéndolas parte del poder socialista y facilitando toda su experiencia práctica laborativa y cultural.

(3)   Neutralizar favorablemente a los sectores intermedios -medianos y pequeños propietarios rurales, a las capas superiores de la intelectualidad y empleados- que inevitablemente oscilan entre el proletariado y la burguesía, entre  la dictadura burguesa y la dictadura del proletariado, entre la democracia capitalista y la democracia socialista.

(4)  Eliminar todos los residuos del capitalismo, tanto en el campo de la estructura como de la sobre-estructura, promoviendo según las demandas de los sucesivos momentos políticas Revoluciones culturales proletarias para consolidar y llevar a puntos cada  vez más altos las formas políticas y económicas socialistas.

(5)    Defender y salvaguardar las conquistas económicas, políticas y sociales socialistas de todos los intentos restauracionistas de los elementos portadores del camino capitalista, de la subversión y agresiones del imperialismo.

La dictadura del proletariado es el único medio para pasar del semi- feudalismo y el capitalismo al comunismo.

 

X.

 

    Las contradicciones entre los comunistas marxistas-leninistas y los revisionistas modernos de viejo y nuevo cuño, los trotskistas y anarquistas son antagónicas e inconciliables; ellas no solo son tácticas y particulares sino contradicciones de concepción general del mundo y                                                                                                                                                                     estratégicas entre quienes quieren abatir al capitalismo a través de las sucesivas etapas de la revolución y quienes quieren salvaguardar y defender al capitalismo, entre los que quieren el socialismo y quienes a esto se oponen. Nada une a los comunistas marxistas — leninistas a los revisionistas y trotskistas, con ellos no se puede tener convivencia en el mismo partido.

 

El Proletariado y su Partido deben siempre trazar una clara línea de demarcación entre si y los revisionistas modernos y los trotskistas, los cuales deben ser desenmascarados, denunciados y expelidos del seno del movimiento comunista y revolucionario, solo así podrá avanzar por camino correcto la Revolución de Nueva Democracia, la Revolución Socialista Proletaria y la Gran Revolución Cultural Proletaria hacia el luminoso futuro del COMUNISMO.